¡Carambolas!

259
Lino Zentella

Escríbeme al correo z-tella@ hotmail.com y sígueme en @LaPlataformaML en Facebook, Twitter y YouTube…

Poco le duró el manto de la pureza al nuevo director general de PEMEX, CARLOS TREVIÑO MEDINA, quien a menos de dos meses de sustituir a PEPE TOÑO GONZÁLEZ ANAYA (secretario de Hacienda), por ambición, ya lo cambió por el manto de la puerqueza para lanzar procesos licitatorios a modo de los intereses de grupos capitalistas extranjeros y nacionales que ya son prácticamente “dueños de los recursos energéticos de los mexicanos”…

Esto está a punto de darse por consumado este 9 de enero en la licitación PEP-CAT-0-GCSEYPT- 48109-17-2, originalmente por más de 146 millones de dólares (2 mil 774 millones de pesos hoy) “por trabajos de obra electromecánica para la optimización de infraestructura para el mejoramiento de la calidad del crudo en el centro de proceso AKALJ”, donde quedó rotundamente claro para todos los participantes que el plan maquiavélico del grupo al que representa TREVIÑO es, por pasos:

1.-Beneficiar a la empresa DEMAR de DENNIS CHAO en esta licitación para inyectarle dinero…

2.-DEMAR con dinero estaría en condiciones de comprar a GRUPO EVYA, actualmente de la empresa MDA24 de FAUSTO ENRIQUE MIRANDA…

3.-El fondo de inversiones gringo BLACK ROCK, que es representado en México por JOSHUA FINK, le financió el dinero a MDA24 para comprar a GRUPO EVYA de los CAMARGO SALINAS…

4.-El fondo BLACK ROCK recupera su dinero cuando DEMAR absorba a GRUPO EVYA vía MDA24 y todos contentos…

Preguntó yo: ¿qué estas prácticas monopólicas de los fondos de inversión con dólares no son ilegales? ¿O la de este dizque funcionario mexicano TREVIÑO? ¿Qué acaso no merecen una sanción e inhabilitación estas empresas mexicanas por jugar con el patrimonio de los mexicanos?…

Pues así con los ojos cuadrados se quedaron las demás empresas como CONSTRUCTORA SUBACUATICA DIAVAZ, COTEMAR y MARINSA DE MÉXICO entre otras, quienes exigen se tire el segundo proceso licitatorio ilegal de esta larga historia que iré contando…