“Noche de iPad, noche de iPhone”

311
Ximena de la Macorra

Qué onda, mis pepinos, ¿cómo están? ¡Ay, yo tipo harta de toda esa gente a la que le encanta mandar cadenas a través de las redes sociales! ¿Sí ubican, no? Sobre todo en Facebook y WhatsApp; y es que si de por sí ya es súper difícil estar todo el tiempo pendiente de tus redes, checando y contando los likes y los retuits que te dan, o cosas como darte cuenta si tu ex ya vio la foto que publicaste, donde te ves divina, para que le dé coraje y se dé cuenta de lo que dejó ir; y checar también si el pepino ya publicó una foto como contestándote que el también se la está pasando increíble y que tiene una súper vida, o luego tenerle que dar like a las fotos de las envidiosas de tus amigas, que solo publican imágenes de comida o de sus escuincles, o también hacerte mensa cuando en el Messenger, ya vieron que estás conectada y te empiezan a hacer preguntas y no les quieres contestar, o dejar en visto a alguien en WhatsApp, o sea, todo eso es súper difícil y desgastante, pepinos, como para que todavía te hagan la gatadita de mandarte retos o cadenas de bendiciones; y lo peor; que pretendan que las compartas, ¿hello?

Bueno, y hay unos peores que todavía tienen la osadía de amenazarte de que si no compartes su gatada te va a caer una maldición, ¿no adoran? O sea, en pocas palabras te quieren obligar a que los peles, ¡ternuritas! O sea, ¡cuánta soledad! Y qué vidas tan tristes y patéticas; y lo que más coraje me da es todo el tiempo libre que tienen esas personas, ¿hello? ¡Gente sin que hacer! Y para ejemplo, ¿qué tal esa cadena que dice: “Escribe amén y hoy te aseguro tendrás un milagro”? ¡Ay, ajá! O la de San Cayetano, que dice: “Te obsequio el símbolo más próspero, para que nunca te falte el trabajo. Compártelo en tu muro y se te concederá trabajo”, pero ¿saben qué es lo peor de todo, pepinos? Que hay gente que fue a la universidad y que cree en estas tonterías y que además si no lo comparten, no les va a llegar el trabajo o les va a caer una maldición, ¿no adoran? ¡Ah, no!, y luego ¿qué tal las tías o las amigas de tu mamá?, que se la pasan mandándote mensajes con pensamientos positivos y cursis, ¿sí ubican, no? Esos que traen la foto de una taza de café con unas florecitas al lado; lo peor es que luego esas personas que se la pasan mandándote bendiciones, lo que menos tienen es paz y tranquilidad, al contrario, son de lo más conflictivas que hay ¿hello kitty? No, y luego ¿qué tal los mensajes de Navidad y Año Nuevo?; y es que ya la gente es tan floja que solo mandan un mensaje grupal o un videíto a todos sus contactos y creen que con eso ya quedaron bien y se ahorraron la llamada para felicitarte, ¿no adoran? Tal cual como dicen algunos memes: “Noche de iPad, Noche de iPhone”. O sea, ¿así o más triste la Navidad y el Año Nuevo de ahora, pepinos?