Juzgan por agresión sexual a exrehén de talibanes

28

Este miércoles, Joshua Boyle, un canadiense de 34 años quien permaneció cautivo por talibanes afganos durante cinco años, compareció ante un tribunal de Ottawa, donde enfrenta cargos por agresión sexual, confinamiento ilegal y amenazas de muerte entre otros.

Durante menos de cinco minutos, Boyle apareció  por videoconferencia en la audiencia judicial, la cual fue descrita por su abogado como un procedimiento puramente administrativo, además informó que será el próximo 8 de enero cuando se lleve a cabo la próxima audiencia.

Joshua enfrenta 15 acusaciones, entre las que se encuentran ocho por asalto, dos por ataque sexual y dos por confinamiento ilegal. Además, se le acusa de realizar amenazas de muerte, forzar a una persona a consumir una sustancia “peligrosa”, considerada un anti-depresivo, así como  mentir a la policía.

Todos los hechos habrían sucedido luego de su retorno a Canadá, donde su esposa, Caitlan Coleman, quien también vivió en cautiverio con Joshua, declaró a un medio local que todas las agresiones de las que se acusa a su marido, se debían a la tensión y traumatismo que generó su secuestro.

A su llegada a Toronto, tras ser liberados en octubre pasado en Pakistán, Boyle acusó a los talibanes de haber asesinado a una niña nacida en cautiverio, así como de haber violado a su mujer, hechos que fueron negados por los talibanes quienes argumentaron que carecían de fundamento.