Ocurrencias de AMLO (Segunda parte)

73
Eduardo Betancourt

elb@unam.mx

El “Peje”, enfermo mental, no solo ha propuesto una ley de amnistía para los narcos, la cual en síntesis sería olvidar todos los crímenes atroces que todos los días se nos dan a conocer, como son degollados, descuartizados y en general cuerpos que han sufrido mutilaciones y sin duda sometidos a serias y dramáticas torturas. Ahora el “Peje” da un “plumazo”, les quiere otorgar el perdón.

A FAVOR DE LOS “NINIS” Y EN CONTRA DE ESTUDIANTES
Se ha pronunciado también por favorecer a los famosos “ninis”, aquellos jóvenes que ni estudian ni trabajan. Propone para ellos con evidentes fines electorales, para que voten por él, un pago de $3,600 mensuales, lo cual es verdaderamente incomprensible. En cambio para los estudiantes que él denomina “pobres”, les ofrece becas de $2,400 mensuales, o sea, para el “Peje” es mejor no estudiar ni trabaja que estudiar, ya que a los segundos les ofrece solo 2/3 partes de lo propuesto para los “ninis”.

PURAS BARRABASADAS DE ANDRÉS MANUEL
No le importa rendir cuentas a nadie, para él no existen más que sus caprichos, sus alocadas propuestas y su evidente irresponsabilidad, cada barrabasada del “Peje”, en ese tenor de las imprudencias se encuentra cambiar a las Secretarías de Estado a diversas partes del país, sin tomar en cuenta si en esos lugares que escogió arbitrariamente existen las condiciones para que puedan albergar a tantas familias que tendrían que trasladarse, no comprende ni entiende que ese movimiento migratorio encarecerá la vida de cada uno de esos sitios en donde no habrá de inmediato los inmuebles para albergar, pero además, como si fueran cosas, mueve a las familias, qué sucederá con aquellas en donde sus hijos estudian en la Ciudad de México y van a lugares donde no existen los niveles escolares que reclaman, por ejemplo, en Ciudad del Carmen, en qué lugar puede estudiar un alumno que esté capacitándose en ingeniería electrónica o bien quien estudia biomedicina, para nada se ha preocupado el “Peje” de cómo atender ese drama.

UNA SEVERA PROBLEMÁTICA
Otro caso es el de que si la señora trabaja en una Secretaría de Estado que se va a cierto lugar y el marido en otra dependencia que también se le da un destino distinto, cómo debe considerarse tan severa problemática, eso por supuesto, al peje no le interesa.

REFLEXIONAR EL VOTO
Estamos ante un peligro muy serio para México, en donde se debe reflexionar bien si brindamos un voto para quien no tiene la capacidad mental para gobernar.