Victor Sanchez

Twitter y Facebook/ vsanchezbanos
Correo: vsanchezb@gmail.com

Tan sólo “en 2017, el 45% de las empresas sufrió al menos un robo en sus unidades, lo que ha generado pérdidas de por lo menos mil 75 millones de pesos de enero a septiembre de este año”, refirió el legislador.

Autotransporte de pasajeros y empresas, están en la mira de los asaltantes carreteros, que han convertido a esos sistemas de comunicación en su modus operandi, que desarticulando a los grupos delictivos y contar con mayor información e instrumentos para una investigación más eficiente y evitar que se siga cometiendo este delito.

En el 80% del siglo pasado, estaba en vigor, aunque sin ley reglamentaria, la pena de muerte a los asaltantes de caminos. Al paso del tiempo, a finales del siglo se desapareció esa figura en la Constitución y disminuyeron las penas en forma importante para dejarlo como delito NO grave.

Ahora es importante que el Código Penal Federal tenga al robo del autotransporte de carga federal, así como los de pasajeros, como delito grave a fin de proteger en todo momento a los pasajeros, los empresarios, hombrecamión, conductores y mercancía que se transporta por todo el territorio nacional.

El delito de robo a autotransporte aumentó en los últimos tres años 300%, lo cual ha generado una pérdida económica de más de 700 millones de pesos de acuerdo con las cámaras nacionales de autotransporte. Además, las denuncias presentadas ante Ministerio Público en 2017, por actos de robo en carreteras, asciende a tres mil 823.