Ciudad de México.- De 25 participantes iniciales del programa Exatlón de TV Azteca, han sido expulsados 13 por lesiones diversas, debido a las pruebas de exigencia física que forman parte del atractivo del reality, y también por la falta de apoyo del público a través de sus votos.

Sin embargo, ninguno de los 13 dejó de cobrar el sueldo establecido durante su estancia y todos fueron protegidos por el seguro de gastos médicos mayores, según las reglas de este contrato.

Todos los participantes del reality están cubiertos, debido a que se exponen a lesiones físicas por el formato de la competencia. De los 25 integrantes iniciales han expulsado a 13, entre ellos Shira Casar, que tenía un embarazo ectópico y no lo sabía; Jorge El Travieso Arce, por no cumplir con las disciplinas que marca el contrato; Lis Vega por enfermedad, debido a que padeció una anemia por falta de proteínas que su cuerpo requería; Zoraida Gómez, por una lesión en la rodilla. Lis Vega recibió el tratamiento médico que requería con todos los gastos médicos cubiertos por la producción, dicho por ella misma y desde luego, el pago íntegro de su sueldo mientras estuvo compitiendo. Caso semejante fue el de Natalia Valenzuela.

Otros concursantes, aunque han mostrado resistencia a las pruebas, no han contado con el apoyo del público y han salido por su baja votación, como Arely, Daphne, Alberto Morales, Pascal y El Pikolín.

Exatlón firma contrato con reglas muy estrictas, como que nadie puede renunciar voluntariamente a la competencia, en caso de que esto suceda, no les pagan ni un centavo más. Antonio Rosique, conductor del programa, confirmó que la producción tiene asegurados a sus competidores por el riesgo que corren en los circuitos.