Patadas bajo la mesa

81
Galileo Galilei

Por primera vez, los amarillos sienten que el agua les llega a los aparejos en la Ciudad de México, por lo que Alejandra Barrales, Salomón Chertorivski y Armando Ahued, aspirantes a gobernar la Ciudad de México, prefirieron cerrar filas dejando para mejor ocasión los sillazos, cubetazos y otras linduras que los caracterizan.

Ante el réferi amarillo capitalino, Raúl Flores, los tres suspirantes firmaron un pacto de unidad, para aceptar el método de encuesta que se llevará a cabo en los primeros días de febrero de 2018, para determinar al ganador.

Después de desayunar juntos, Alejandra Barrales, Salomón Chertorivski y Armando Ahued, los tres salieron convencidos de que la guerra sucia, las patadas por debajo de la mesa y los enfrentamientos estériles, dejarán debilitado al que salga triunfador, con dificultades para competir con los candidatos de los otros partidos, y eso es lo que menos quieren. Veremos si esa es la jugada seleccionada.

EN DEFENSA DEL MÍNIMO

Comenzando el año con cosas novedosas para los trabajadores capitalinos. El presidente del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México (SUTGCDMX), Juan Ayala Rivero, emprenderá una cruzada a favor del salario mínimo y en defensa de las prestaciones sociales en la capital de la república.

Llamó a los más de cinco millones de trabajadores capitalinos a sumarse a esta gran cruzada que inició el jefe de Gobierno capitalino Miguel Ángel Mancera Espinosa en 2013, a través de la cual buscará que se beneficien 56 millones de mexicanos que conforma a la Población Económicamente Activa (PEA).

El líder sindical reconoció el esfuerzo político y empeño que ha mostrado el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, porque el salario mínimo diario se coloque en 174 al terminar su administración.

Para este tipo de medidas, los trabajadores estarán dispuestos a sumarse. Enhorabuena.

SE LAVAN LAS MANOS

Pues nada que después del niño ahogado se quiere tapar el pozo. Resulta que el jefe delegacional en Coyoacán, Valentín Maldonado, y el diputado local por esa demarcación, Mauricio Toledo, se desmarcaron de la trifulca que protagonizaron afuera de la demarcación seguidores amarillos y morenistas en donde los grandes perdedores fueron los representantes de los medios de información al ser agredidos verbal y físicamente el viernes pasado.