Las trampas de Del Mazo para ganar

222
Asegura el organismo que el ahora gobernador recibió 225.4 millones de pesos de manera ilegal, además de otras ilegalidades

Toluca, Edomex.– El colectivo #NiUnFraudeMás acusó que funcionarios federales y estatales, además de empresas nacionales colaboraron en el “fraude electoral” para que el priísta Alfredo del Mazo Maza alcanzará la gubernatura mexiquense.

En su informe final sobre los comicios del 4 de junio en el Estado de México, presentado en días pasados en la Casa Lamm, señaló que el actual gobernador mexiquense recibió aportaciones privadas de empresas superiores a los 225.4 millones de pesos, que le fueron entregados como financiamiento público, lo que está prohibido por la ley.

En el análisis se señaló directamente a Grupo Financiero Banorte, propiedad de Carlos Hank González, entidad financiera con la mayor cantidad de créditos abiertos con Gobiernos estatales y municipales del país.

“No hay duda de que el PRI tuvo acceso a financiamiento privado a través del Grupo Financiero Banorte mayoritariamente, pero también por medio de otras empresas, tanto el día de la jornada electoral como en las campañas y precampañas”, señaló el informe.

Con esto es muy factible un rebase del tope de campaña electoral de parte de Alfredo del Mazo Maza, además de una palpable violación al principio de predominancia del financiamiento público sobre el privado.

Otra de sus promesas que no ha podido cumplir. Vía: El Siglo de Torreón

LE ECHARON UNA MANITA

El colectivo, compuesto por académicos, artistas y empresarios, acusó que el Gobierno federal metió la mano en el proceso electoral, a través de programas sociales y de spots televisivos y de radio, pues esto generó una asimetría sensible en la contienda, pues ninguno de los partidos de la oposición contó con esta “ventaja” ilegal.

Agregaron que aunque el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) determinó que los partidos podían recibir hasta 31.1 millones de pesos por concepto de financiamiento privado, el PRI rebasó ampliamente esa cantidad ya que se repartieron al menos 6 mil tarjetas de débito Banorte en municipios mexiquenses con un promedio de 2 mil pesos cada una, lo que suma un total de 12 millones de pesos.

También se documentó la entrega de boletos de Cinemex, vales para estudios de laboratorio en clínicas privadas y el uso de 70 autobuses de la empresa Pullman Morelos para “acarrear” votantes el día de la jornada electoral.

Su campaña se caracterizó por el dispendio

Agregaron que el PRI implementó una “contabilidad paralela” que le permitió ocultar ante las autoridades electorales gastos reales por 374 millones de pesos, monto 13 por ciento superior al tope de gastos de campaña establecido en la entidad, de 285.5 millones de pesos. Además, Morena denunció ante el INE la presunta inyección de mil 600 millones de pesos de OHL a la campaña de Del Mazo.

El informe detalla también que al 9 de junio, se documentaron 619 irregularidades atribuibles a la campaña de Del Mazo, de las cuales 202 se registraron el día de la jornada electoral.

“Numerosos actores (políticos, privados y gubernamentales) movilizaron enormes cantidades de recursos para comprar conciencias, coaccionar votantes, así como amedrentar y confundir a la ciudadanía. La vasta mayoría de las acciones ilegales fueron en beneficio del candidato del PRI, Alfredo del Mazo, y dirigidos en contra de la candidata de Morena, Delfina Gómez”, señaló #NiUnFraudeMás.

Las irregularidades