¿Qué es la conmoción cerebral?

90

La mayoría de los deportistas estudiantiles, así como sus padres y entrenadores son capaces de identificar los posibles efectos de una conmoción cerebral, pero solo una tercera parte de ellos sabe que se trata de una lesión en el cerebro. Los resultados se delinean en un nuevo estudio de Mayo Clinic. Los deportistas se inclinan más a identificar una conmoción cerebral como una lesión del cerebro que sus padres y entrenadores.

Identificar las tendencias y los vacíos en el conocimiento puede servir de guía para educar tanto a los deportistas como a otros acerca de la conmoción cerebral, dicen los autores del trabajo. Los resultados aparecen en Mayo Clinic Proceedings.

Se calcula que anualmente ocurren entre 1.6 y 3.8 millones de lesiones por traumatismo cerebral, según dicen los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Más de 75% de estas lesiones están relacionadas con la práctica del deporte y son traumatismos cerebrales leves o conmociones cerebrales.

A fin de realizar el estudio, se pidió a los deportistas, los entrenadores y los padres de familia de los tres colegios secundarios del área de Rochester que llenaran un formulario para valorar su conocimiento sobre la conmoción cerebral y cualquier antecedente de ella.

Los estudios realizados anteriormente se enfocaron en un solo deporte, en un solo subconjunto deportivo, en una sola población o en un solo sexo. El estudio de Mayo, en cambio, es uno entre pocos que examina el conocimiento sobre la conmoción cerebral en varias categorías.

De las 262 personas que llenaron el cuestionario, 115 eran deportistas, 15 eran entrenadores y 132 eran padres de familia. El 55 % de los participantes era del sexo femenino. El cuestionario se aplicó antes de la temporada deportiva del otoño, el invierno y la primavera del 2015 al 2016. Los deportes de contacto y no contacto estudiados fueron: fútbol americano, fútbol latino, voleibol, hockey, basquetbol, lucha libre, danza, gimnasia, lacrosse, béisbol y sóftbol.

Los resultados fueron, entre otros:

  • De los tres grupos, el de los entrenadores fue el que más conocimiento tuvo acerca de cómo se produce la conmoción cerebral, cuándo sacar al deportista del juego y los posibles efectos de sufrir repetidamente lesiones en la cabeza.
  • El hecho de trabajar en el entorno médico no pareció traducirse en más conocimiento.  No obstante, los padres de familia que trabajan en el entorno de la salud fueron quienes más tendencia mostraron a saber acerca de los efectos a largo plazo de una conmoción cerebral.
  • Los deportistas identificaron bien los síntomas típicos de la conmoción cerebral, pero no igual de bien cómo se produce ni el criterio para retirarse del juego.

“Estos datos nos servirán de guía en nuestros esfuerzos por instruir acerca de la conmoción cerebral. Tenemos la esperanza de que dirigir los mensajes y personalizarlos hacia entrenadores, padres de familia y deportistas lleve a una mejor comprensión de todo lo que implica esta grave lesión”, comenta el Dr. Edward Laskowski, médico especialista en medicina física y rehabilitación y codirector del Centro para Medicina del Deporte de Mayo Clinic en Rochester.