Califican de tragedia nacional abuso a menores en Australia

55

La comisión especial que investigó la pederastia en Australia calificó de ”tragedia nacional” los abusos cometidos contra menores en instituciones públicas y religiosas de este país.

Al exponer un informe sobre las indagaciones de este delito, y que contempla más de 400 recomendaciones, dicha comisión señaló que decenas de miles de niños fueron abusados sexualmente en las instituciones australianas.

‘Nunca sabremos la cifra, pero cualquiera que sea, supone una tragedia nacional perpetrada durante generaciones dentro de nuestras más respetadas instituciones’, enfatiza el documento entregado por Peter McClellan, presidente de la Comisión de Investigación Real.

La pesquisa de estos hechos tuvo lugar durante cinco años en organizaciones públicas y religiosas.

Realizaron entrevistas a más de 8.000 víctimas de abusos cometidos en más de 4.000 centros desde la década de 1920.

El documento precisa que de las más de 6.875 experiencias de abuso sexual sólo un 0,7 por ciento de los entrevistados tenían entre 0 y 9 años.

Más de la mitad de las víctimas dijeron que tenían entre 10 y 14 años de edad cuando fueron abusados por primera vez, agresiones que durarían un promedio de dos años en la institución.

En nueve de cada 10 casos el abusador era un hombre adulto y el 64,3 por ciento de las víctimas eran también varones y más de un tercio de los entrevistados fueron víctimas de varios pederastas.

Tras una década de revelaciones, el gobierno australiano cedió finalmente en 2012 a las presiones y creó una Comisión de Investigación Real sobre la respuesta institucional a los crímenes pederastas.

La investigación refiere que el siete por ciento de los religiosos católicos australianos fueron acusados de abusos sexuales a niños entre 1950 y 2010 sin que las sospechas desembocasen en investigaciones.

Era costumbre ignorar y hasta castigar a los niños que denunciaban agresiones, advierte el estudio.

La Orden de los Hermanos Hospitalarios de San Juan de Dios registra las peores cifras con 40 por ciento de sus miembros acusados.

‘Las mayores instituciones faltaron gravemente a sus deberes. En muchos casos, estas faltas se vieron agravadas por una respuesta manifiestamente inadaptada a las víctimas’, denunció la Comisión.