Posada 2017 Gavira Bigorra

13533
Raquel Bigorra

Desde ayer queda oficialmente inaugurado el Maratón Guadalupe Reyes. Anoche, de rodillas le agradecí a la Virgen por tantas bendiciones. Le prendí su velita desde el lunes para festejarla y de paso armamos la posada en casa, porque ya saben que me gusta celebrar la vida.

Llegó Inés Sainz con su esposo Héctor y luego luego Jorge Salinas, además de felicitarla por su excelente trabajo, también le echó muchas porras por su hermosa familia. Se sumó mi querida Elizabeth Álvarez para decirle que había visto la celebración de los 20 años de matrimonio de la pareja en ¡Hola! y que estaba encantada de conocerla para también felicitarla. Y es que Jorge y Elizabeth así son, y esa es con la gente que uno debe reunirse, porque las palabras lindas se contagian. A mí me encanta ver cómo en casa todos los amigos, los viejos, los de siempre, los nuevos, aprovechan para hacer sentir bonito al de junto.

René Franco, que no crean que es el más positivo, también se me pone bonito con los amigos cuando compartimos. Estuvo diciendo que se quiere ir a vivir a Nueva York, y claro que no dejaron de hacerle burla a mi querido Bisogno, Alex Gou, el productor de teatro más exitoso de este país, y por supuesto Ariel Miramontes (Albertano) y el tremendo José Luis (El Macaco). Bueno, es que entre comediantes hay que aguantar la carilla. En medio de la bolita hizo entrada triunfal Rafa Inclán. Nos contó que se había demorado en llegar pues se metió en casa de una vecina. Le dijo que venía a la posada de La Bigorra y que le abren las puertas del garage. Después se dio cuenta que la rumba se oía a un par de casas y se echó en reversa. Pa’ mí que la vecina quería tomarse la foto con Inclán. Ya ve cómo es la gente, que son capaces de mentir por convivir.

Al rato a René Franco le dio por cantar una canción de Neil Diamond, mientras todos los invitados tuvieron que escucharlo para poder conocer quién había sido el ganador del viaje redondo para dos personas a Cancún con hotel incluido. René tenía el boleto en una mano y el micrófono en otra. Es tremendo.

Mis amigos de VivaAerobús se pusieron guapos y me patrocinaron el viaje. ¿Quién creen que fue el ganón? Rafa Inclán.

Chabelo y mi querida Tere me llevaron unas mochilas autografiadas y la gente se peleaba porque sacara yo su boleto de la tómbola. Mi comadre Carmen Muñoz estaba loca de felicidad cuando se ganó una de las mochilas del amigo de todos los niños, quien por cierto, cómo ya es costumbre, se subió al escenario a tocar las percusiones. Mi Tere nos puso unos pasos y junto a Malillany le sacamos brillo al piso. Ahí nos abrazamos y le pusimos sabor a la pista. Mi Mali bella en estos días cumple años, así que nos espera otra celebración. ¡Qué rico!

Llegó también mi querida Dulce, guapísima y hermosa con todos. Comió jabalí y degustó unos riquísimos quesos que me recomendó Ingrid Ramos, la chef de Cocineros mexicanos. La Jefa, cómo le llamamos de cariño, me regaló una colección de sus mejores jaleas, chutneys y conservas. Me recomendó a unos productores de queso y montamos la barra con todo y maridaje. El sabor era una locura. Por si fuera poco, Joserra nos regaló una mesa de postres impresionante. A Chabelo y Tere les armé una cajita con varios chocolates y postres para llevar, pues estaban fascinados. Al igual que Ernesto Laguardia y su esposa, Paty. Hasta me pidieron los datos de los chefs, pues salieron muy contentos con las mezclas tan originales de sabores.

Mi querido Armando Araiza y su amiga Cristina fueron los primeros en llegar. A las 7:15 ya estaban haciendo entrada y hasta me ayudaron a terminar de acomodar algunos detalles que me faltaban. Siempre son un amor. A Raúl, su hermano, también lo invitamos pero El Negrito me habló para contarme que estaba en novela y programa, que por eso no venían en esta ocasión. Los extrañamos.

Rebecca Jones, quien no deja de hacer maldades en Las malcriadas, llegó a ponernos a todos de buenas. Me encanta que es una mala en la novela pero en la vida real es un encanto. Siempre elegante y fina, compartió con todos. Es muy agradable. Nos acompañó también Ana Celia Urquidi, nuestra Directora de Talento en Azteca, quien se animó a cantar una rola de Pablo Milanés, cuando escuchó al grupo cubano.

Ya entradas las 2 de la mañana agarramos al pianista que por años trabajó en TV de Noche y Nuestra casa y cantamos hasta las de Lupita, Selena, Silvio Rodríguez y ya no me acuerdo cuántas mas. Los mezcales lo envalentonan a uno. Pero ya en confianza, mire, ni quién se fije. Chava y Vicky, mis productores y amigos de tantos años, también se animaron a cantar, y entre El Macaco, Albertano y varios más, la pusimos buena. Hasta Verónica Toussaint, quien llegó ya tarde pues venía de hacer el programa con El Estaca y Videgaray, nos hizo los coros, además de aventarse varios chascarrillos.

Para no aburrir con puro canto, mi compadre Bisogno y yo nos peleamos por el micrófono y un par de monólogos nos aventamos cada quien.

Mi querida Karlita de Jeans nos trajo dos hermosas piñatas con todo y dulces. Estuvimos como niños chiquitos pegándoles. Mi Rafaella y Cosette, mi ahijada, hija de Carmen y Juan Ángel, estaban felices como si fuera fiesta infantil, cantando dale, dale, dale a todo pulmón. De haber sabido le decía a la bella María José Rosado que se trajera a sus hijas. Mi amiga, quien está embarazadísima del príncipe Maximiliano Patiño, no pudo llegar a la posada hasta dormir a sus princesas.

Paco Ayala de Molotov y las gemelas Heydee y Gretel Hoffman no podían faltar, de paso se trajeron a Esmeralda, la ex de Facundo, y vaya que le pusieron ambiente a la fiesta.

Mimi Morales, como buena colombiana, también se subió al escenario, y mi amiga Pilar, la mera jefa de CV Directo, también se puso a danzar al son de La pollera colorá. ¡Arriba Colombia! Gracias a Pilar rifamos un cubrecolchón, dos almohadas Sognare, un tratamiento Lissé que quita las bolsas de los ojos, unos lentes Eagle Eyes, estos últimos se los ganó Albertano. Además rifamos 5 servicios de maquillaje y peinados a domicilio de las mejores. Mis amigas de la agencia Wapas irán a casa de Elizabeth Álvarez y varias invitadas más, pues salieron con regalo de la tómbola.

Carlos Marmen y su novia Ari lucieron guapísimos y llevaron dos regalos divinos de su boutique Carlotina Clothing. Elizabeth se ganó una playera de diseñador e Inés Sainz se sacó un dije y cadena de oro con la forma del territorio mexicano. Hermoso.

Ari, por cierto, se sacó una botella de champagne de Moët&Chandon. Alejandro y yo queríamos comprar un auto de juguete para hacerles la travesura de ¡un auuuuuuto!, pero ya con tantos compromisos no me dio tiempo de pasar a la juguetería.

¡A gozar, que el mundo se va a acabar! Gracias por leerme y contagiarme con sus comentarios y likes cada miércoles que publico en este espacio de mi querido BASTA! Gracias a tantos amigos que el lunes nos hicieron favor de acompañarlos en nuestra posada 2017, y que siga la fiesta. De aquí hasta Reyes. Ya quedamos. Nos leemos el próximo viernes en El manual de la buena esposa.