Diario Basta!

Ángel Nith-Haiah: la plenitud del ser

Noviembre: Mes del Ángel Nith-haiah. Es el ángel de la sabiduría y de la paz. Él te llena de paz para que la proclames y la hagas efectiva a tu alrededor; te inspira la oración para pedir por la paz no a Dios, sino a los hombres que hacen la guerra, porque el Padre es paz y concordia, armonía y amor por todo, así que tu obligación en este mes, y siempre, es hacer la paz y pedir a los demás lo mismo. Esto es sabiduría.

El ángel representa al mismo tiempo la energía del Plano Divino y de Dios. Es portador de los conocimientos de las Leyes Divinas, de las estrellas, del Universo, de los Planos de Luz. Los seres unidos a Él desempeñan un gran papel; reciben parte de estos conocimientos cuando es necesario para ellos y para su entorno, especialmente en relación al tiempo y espacio. Este mecanismo pasa por las Leyes. La Ley está ligada al Padre y a la autoridad.

Al Ángel Nith-haiah le concierne nuestra relación con la autoridad, sobre todo si rechazamos las Leyes divinas, ya que en consecuencia rechazaremos las del hombre, y es reflejo de lo que se encuentra en nuestro interior: rebeldía sin sentido o maldad. El ángel nos pide que seamos portadores de las Leyes de Dios, porque sólo de esta forma podremos aportar un cambio real a la vida. Cumplir con las Leyes es una energía grande y poderosa, porque se está generando algo muy positivo.

Por medio de estas Leyes descubrimos la energía de los Seres de Luz que corresponden a ellas y en especial los ángeles, que están a cargo de una parte. Al entrar en esta energía podemos pasar a la energía de los Maestros Cósmicos que transmiten las Leyes en otro plano.

El Ángel Nith-Haiah te enseña… Yo soy, entre otros, el transmisor de los conocimientos de Dios. Les enseño qué son las Leyes de Dios, para la plenitud del Ser y la plenitud de la Humanidad. Ayudo a adquirir el conocimiento de sí mismos, conociendo la Leyes. Les enseño el valor de cumplir estas Leyes, porque así mismo se convierten en predicadores de ejemplo y virtud.

Se les concedió crecer sobre el andar, en los pasos de Dios. Tienen un gran proyecto ante ustedes, un gran camino y un gran ascenso. Escuchen su corazón y mantenganse en paz. La serenidad es un premio que se gana en base a la disciplina, y cuando ésta se hace costumbre, es un aura que cubre y alcanza a los que te rodean.

La autoridad les indica que hay una autoridad y una energía superior. Sientan la profundidad de su ser para que el corazón esté en paz y esta misma paz la brinden a todo el que les rodee. Sean caridad, misericordia, amor, aún por los que les han fallado.

Piensen que lo que cuenta en su propio haber no es lo que hayan hecho o dicho los demás sino lo que hayan hecho y dicho ustedes. Vengo con un mensaje de paz en contraparte al ángel vengador, porque el mensaje de éste es oscuro y vano. Sé amor, paz y concordia. Bondad.

Llámalo con una vela azul atada con un listón con siete nudos angélicos.

EL ÁNGEL NITH-HAIAH SE TRADUCE COMO DIOS QUE DA CON SABIDURÍA“Es el ángel de los conocimientos de Dios. Se comunica con ustedes en él vela sueño y antes de despertar por completo, para manifestarte en una o dos palabras, la sabiduría de Dios, la solución para evitar el mal o cómo hacer para que tu vida sea mejor. Es el Ángel de las Leyes Divinas y te ayuda a crear consciencia del bien y del mal”.

JERARQUÍA ANGELICAL: Hashalim/ Dominaciones Séfira: Hesed SU

TONO ES AZUL ÍNDIGO. Es un mes para trabajar en el conocimiento de la verdad de Dios, el bien por el bien, que sólo se aprende a través del conocimiento. Te dice que es momento de terminar con la ignorancia y abrir la mente a las maravillas que Dios creó en el Universo para la felicidad. El conocimiento es la clave.

NÚMERO: 1

LETRA: B La misión de amor incondicional que te encomienda el Ángel Nith-haiah es la de ayudar, comprender, respetar y amar a la personas con discapacidades. Haz algo por ellos, y sabrás que esto es conocimiento y amor incondicional

Conexión angélical…

Imagina al Ángel Nith-haiah como un hombre maduro, de mirada sabia. Ha sido instruido por eones sin tiempo, y esto se ve a través de unas pupilas que parecieran encerrar el infinito del espacio exterior. Sonríe, porque es sabio y ha aprendido mucho y pareciera ver a la humanidad como un kinder garden; por eso viene a visitar a quien quiera llamarlo, para enseñarle a ser un adulto responsable, consciente, que sabe dónde está el bien y dónde el mal y actúa conforme a lo correcto, porque aprendio a madurar.

Trae el mensaje de la bienaventuranza para aquél que no hace daño a los demás; que evita verse envuelto en la infamia; que protege y cuida; que se fortalece, no para enfrentar el mal, sino para evitarlo, porque tal vez sea una lucha que pierda y es preferible eludirla, pero que no elude tratar de enseñar el bien a quienes le rodean y refuerza su ejemplo como alguien que probo que, a pesar de todo, sabe que tiene lo mejor para ser feliz en la vida.

El Ángel Nith-haiah es de los guerreros, porque ha aprendido del Arcángel Miguel e impulsa el espíritu aguerrido que lucha por sus ideales y los lleva a cabo, dentro de sus posibilidades. Con sus manos está haciendo el Mudra Shunya.

Ese mudra es muy interesante y te invita a contactar con nuestra voz interior. Llevamos gran sabiduría que está por despertar y que puede ser despertada con este sencillo gesto de la mano. Su poder está relacionado con el quinto y sexto chakra. Es un mudra para realizar con calma y descubrir lo que se encierra en nuestro interior y nuestra vida y que debe ser solucionado.

Con las dos manos, dobla el dedo medio y lo toma suavemente con el dedo pulgar, mientras mantiene extendidos los dedos restantes.