Jenni Rivera, la mariposa que voló al cielo

269
A 5 años de su muerte han sucedido muchas cosas en torno a su memoria y a la familia que dejó

Fue el 9 de diciembre de 2012 cuando el mundo grupero perdió a una de sus más grandes exponentes: Jenni Rivera. Aquel día, el público se conmocionó al enterarse de que su ídolo había perdido la vida en un trágico accidente aéreo, después de ofrecer un concierto en la Arena Monterrey. Nadie daba crédito, todos se sorprendieron ante tal hecho. Los medios de comunicación informaron cada instante. La música se apagó, un luto llegó para quedarse por meses.

UNA TIERNA MARIPOSA

Janney Dolores Rivera Saavedra nació en Long Beach, California, el 2 de julio de 1969. De origen mexicano, fue cantante, intérprete, actriz y licenciada en Administración de Empresas. Vendió más de un millón de discos en vida y un millón de discos después de su muerte. Rivera comenzó a grabar música en 1991. Sus grabaciones tenían a menudo temas de las cuestiones sociales, la infidelidad y las relaciones amorosas.

LA MARIPOSA NO ALCANZÓ A VOLAR

El 9 de diciembre de 2012, por la tarde, se confirmó la noticia de su muerte en un accidente aéreo, ella viajaba de Monterrey a la Ciudad de México para presentarse en la semifinal de La Voz México; el reality tuvo que cambiar la mecánica del concurso y ofrecer un programa especial en homenaje a La Diva de la Banda.

La familia y los medios de comunicación querían saber qué es lo que había ocurrido, por qué el accidente. Así pasaron los años y a ciencia cierta no se sabía el porqué del accidente; fue hasta hace pocos meses que por fin se dictaminaron, de manera oficial, las razones de la tragedia. La Secretaría de Comunicaciones y Transportes declaró que “un tornillo que controla el elevador, que es como un volante del avión (que causa que suba y baje), tuvo un problema”, explicó el abogado durante una entrevista.

Asimismo, hace unos meses se dio a conocer que las empresas aéreas tendrían que indemnizar a los hijos de la cantante con 65 mil dólares.

LA HERENCIA QUE DEJÓ

Jenni Rivera siempre fue una mujer precavida, así la definen sus familiares y amigos. Un año después de su muerte, en 2013, se dio a conocer que la herencia quedó en manos de su hermana Rosie Rivera, quien no desampararía a sus sobrinos. Al parecer no hubo gran conflicto con tal decisión. Los otros hermanos de Jenni quedaron satisfechos con el testamento.

LA HIJA INCÓMODA

Antes de morir, Jenni Rivera externó la distancia que tenía con su hija Chiquis y aunque no mencionó el por qué de este suceso; dejó entrever que ella y su esposo, el beisbolista Esteban Loaiza, mantenían una relación. Jenni murió sin haberse perdonado con su hija y por supuesto los medios fijaron su atención en ella.

Dos años después de la muerte, Chiquis lanzó su libro Perdón; en el cual desnudaba su vida y contaba todo lo que vivió de niña y adolescente. Además explicaba qué fue lo que realmente sucedió en torno a la relación entre ella y su madre; puntualizó que no tuvo nada que ver con el esposo de su mamá.

SU VIDA EN TELEVISIÓN

Muchas televisoras se vieron interesadas en llevar la vida de Jenni Rivera a la pantalla; después de su muerte hubo algunos intentos; por ejemplo, la empresa Estrella TV, hizo la producción de una serie, teniendo de protagonista a Jacqueline Alcalá.

Años más tarde, Univision y Telemundo se arriesgaron a la producción de sus respectivas series. Univision hizo Su nombre era Dolores, la Jenn que yo conocí; cuyo guion causó el descontento de la familia, ya que se exponía la vida de la cantante con todos sus excesos y desavenencias.

Telemundo hizo Mariposa de barrio, con el apoyo de los Rivera; una versión más amable de lo que fue la existencia de La Diva de la Banda.

UN POLÉMICO HIJO

Hace apenas algunas semanas, el hijo menor de Jenni Rivera, Johnny López, encendió las redes sociales al externar su amor por otro chico llamado Joaquín. Días después, Chiquis Rivera subió un video al lado de su hermano demostrándole su apoyo y su amor, independiente de sus preferencias sexuales.