Ángel Caliel: Fe, consuelo y paz

34

AMOR DE ÁNGEL

Julio: Mes del Ángel Caliel. Es el ángel del pasado y por tanto, te ayuda a dejar atrás los sufrimientos más profundos. Te da la certeza de la esperanza y, por tanto, es el Ángel de la Esperanza. Te enseña a reconciliarte con lo que sucedió y a quedar en paz y en equilibrio con aquello que ha sido una o varias experiencias fuertemente dolorosas. También es un mes para ayudar y respetar a quienes cursan por el laberinto del sufrimiento.

Ángel Caliel

Es el ángel de la auto conmiseración… te enseña a poner límite. Te muestra que la autocompasión fortalece el dolor y te pone a ti mismo en tu contra, porque no te permite cerrar los sufrimientos, y todos merecen cerrarse en paz, con perdón que tal vez no llegue a los otros, pero te envuelva a ti con su energía de Luz que ilumina hasta el rincón más oscuro de tu personalidad, y que al mismo tiempo fortalece con su paz y concordia. Es la conciliación con tu torturador que está en el alma con sus mil cuchillos, lacerando y rompiendo el aura.

Este ángel te consuela para que veas con otros ojos el pasado, con el de la esperanza de la puerta que se abre: anhelo, sueños, proyectos de vida, crecimiento espiritual.

El Ángel Caliel no juzga, sólo consuela y te muestra otra forma de vivir.

El Ángel Caliel te enseña…

Comprende a los seres ligados al pasado, que tienen problemas para soltarlo y tienden a quejarse y conservarlo. Nos muestra que el pasado es el pasado y nos ayuda a ubicarnos en el corazón y el equilibrio, donde ya no hay nociones de justicia o injusticia, donde las cosas y los sucesos se colocan en justo balance, por sí solos. Se trata de un espacio de conciencia donde sólo somos amor por nosotros y los demás, ubicados en la Irradiación del Padre. Cuando lo hacemos, nuestra energía recobra su equilibrio natural y se borran los rastros dejados por las cristalizaciones del pasado. Pueden desaparecer las enfermedades graves o las afecciones derivadas de un pasado doloroso y no expresadas, guardadas en un rincón del alma a donde a veces no accede ni la voluntad del Padre.

El Ángel Caliel nos transmite una fuerza que da la Energía de Dios en nosotros con la Fe, la Luz y la confianza en Dios, porque en el pasado perdimos la confianza en el Padre. La restaura y nos da la confianza de pensar que todo es justo, que todo lo que pasa es justo y que nuestra mirada, nuestra posición y visión de las cosas, son las únicas que se modifican, cuando miramos el pasado, y esto nos permite proyectar el futuro.

Permite así que recuperemos nuestro lugar en el espacio energético… como siempre debió ser… Entonces los nudos del pasado y el sufrimiento, se desharán solos.

Ángel Caliel

EL ÁNGEL

CALIEL SE TRADUCE COMO DIOS PRESTO A SOCORRER

“El ángel del amor del pasado sabe cuánto te ha costado tratar de abandonar el sufrimiento que ha quedado impreso en tu piel y en tu espíritu, y está aquí para ayudarte a borrar esa impronta que tanto daño te hace, y sabe que es preciso renunciar a una parte de ti mismo, al mismo tiempo que te invita no a un perdón obligado en el que debas aceptar a quien tanto daño ha hecho –en su caso- sino a perdonarle porque es lo mejor para ti, aunque debas mantenerle lejos”.

JERARQUÍA ANGELICAL: Aralim

SÉFIRA: Binah

SU TONO ES AMARILLO. Es un mes para atraer el perdón por nosotros mismos, si nos hemos fallado a nosotros y a los demás y para perdonar a quienes nos han dañado. También es para dejar atrás los abismos y caminar por sendas seguras, donde habita la esperanza.

NÚMERO: 8

LETRA: M

La misión de amor incondicional que te encomienda el Ángel Caliel es de hacer caridad, sin mirar a quién.

Conexión angélical…

Imagina al Ángel Caliel como una figura femenina, con el cabello largo y sujeto en una trenza. Su mirada es magnífica, en un esplendor que, nace del cielo. Es inspirador, con la mirada directa que pareciera invitarte a reflexionar, remontándote en aquello que no quisieras ver tal como es… parte del pasado. Y por doloroso que sea, te lo mostrará a través de un espejo conciliatorio, donde el perdón al daño y el sufrimiento, son la premisa principal. Con sus manos, efectúa el Mudra Dhyani.

Este mudra va unido a la meditación y es el más tradicional que existe para meditar, por su comodidad y la tranquilidad que aporta.

Su fuerza se deriva del establecimiento de un círculo de energía que recorrerá todo el cuerpo. Además del simbolismo relacionado con el cuenco vacío que emula la limpieza y sencillez interior. Las dos manos forman un corazón y esta posición está especialmente indicada para no pensar en nada. Es decir, no se utiliza para meditar algo en concreto, sino sobre lo que vaya surgiendo.

Para llamar al Ángel Caliel, enciende una vela naranja atada con un listón dorado con dos nudos angélicos, eleva tu oración y haz este mismo mudra.

Deberás centrarte en tu respiración y apartar de tu mente los pensamientos más cotidianos para dar paso a los pensamientos más profundos.

puedes realizarlo cuantas veces quieras, especialmente en aquellos momentos en los que te sientas presionado o estresado. Puede ayudarte a superar un mal momento emocional o sentimental. Así que también puedes considerarlo como un mudra de urgencia