Cristiano Ronaldo recibió su quinto Balón de Oro en una ceremonia frente a la parisiense Torre Eiffel, lo que le convierte, junto a Lionel Messi, en el jugador que más veces ha ganado el trofeo.

Se trata del segundo año consecutivo que gana el prestigioso galardón, que también se anotó en 2008, 2013 y 2014.

El jugador posó en la torre con el preciado galardón antes de asegurar que se sentía “muy feliz” por un premio que le gustaría “ganar cada año” y de agradecer a sus compañeros del Real Madrid y de la selección que le hayan ayudado a lograrlo.

Ronaldo estuvo acompañado de su madre, que dijo sentirse “muy orgullosa” del futbolista, y de su hijo Junior, que afirmó seguir el ejemplo de su progenitor.

“Estoy en un gran momento de mi carrera. El año pasado fue maravilloso y este año hemos podido repetirlo, he acabado como máximo goleador de la Liga de Campeones y tengo que agradecérselo a mis compañeros”, afirmó.