¡Carstens y sus chilitos!

232
Adiós al tremendo Agustín Carstens
Ximena de la Macorra

Qué onda mis pepinos ¿cómo están? Ay yo tipo confundida ¡güey! Y es que por un lado me da mil gusto que Alejandro González Iñárritu haya ganado un Oscar honorífico por su instalación de realidad virtual Carne y Arena que actualmente se presenta en la CDMX y que todo mundo se muere por ver, entre ellas yo pepinos; pero el otro día que me contaron de qué se trataba la dichosa instalación, la verdad es que como que ya se me quitaron las ganas; y es que resulta que de lo que se trata es qué a través de la realidad virtual, el público vive la experiencia de los migrantes Mexicanos y Centro Americanos al tratar de cruzar la frontera con Estados Unidos, o sea ¿cómo porqué a uno se le antojaría vivir esa experiencia de cerca? ¿Hello?

Sí dicen que es horrible, ya parece que uno va a querer ir a sufrir y aparte pagar ¡cero que ver! O sea para empezar, a mi la arena me da ¡kiki güey! Además no es necesario ir hasta el desierto de Sonora para que te humillen ¿Hello? No, ya con ir a cualquier aeropuerto tienes, y es que la verdad actualmente en los aeropuertos te hacen sentir como una auténtica indocumentada, si porque te gritan, te quitan los zapatos, ya ni siquiera te dejan llevar una maleta sin que te la cobren, tienes que darles santo y seña del motivo de tu viaje y aunque vayas en clase dizque Premiere, te dan comida como de la cárcel y por si fuera poco, tú tienes que sacar tu propio pase de abordar, o sea para como van, al rato van a querer que uno mismo maneje el avión ¿Hello? Luego como si esto no fuera suficiente patean tus maletas, o las abren y te roban tus cosas, y lo peor de todo es que hasta les pagas un dineral para que te traten así ¿no adoran? Así que yo con ir al aeropuerto ya tengo suficiente humillación ¿no creen pepinos? Además en Carne y Arena también te quitan los zapatos, así que imagínense toda la gente que ya pasó antes que tú, o sea qué tal que se te pega el pie de atleta o un ojo de pescado ¡iuu! La verdad es que para pescar hongos mejor váyanse a la pista de hielo del Zócalo y pónganse un par de patines de ahí ¿Hello Kitty?

Y en las gataditas; resulta que ya por fin Agustín Carstens, el papá de la gorda, se nos fue a Suiza, pero antes de irse la ternurita estuvo en todos los programas dando entrevistas ¿no adoran? Pero lo más bizarro fue que todos los periodistas a pesar de ser un Sr. tan inteligente y preparado; lo único que le preguntaban era ¿qué si no iba a extrañar la comida Mexicana? ¿No adoran? Y la ternurita para acabarla, todavía les dijo a los pepinos que si lo visitaban en Suiza, que por favor le llevaran unos chilitos ¡chilitos en Suiza! Típico Mexicano que aunque coma caviar le hacen falta sus jalapeños ¿Hello Kitty?