Siguen sin recuperar sus pertenencias los usuarios de las cajas

37
Personal de la Seido cerró las instalaciones y colocó cajas de cartón en la reja para impedir que los usuarios vieran lo que sucedía adentro.

Fuente: Saraí Reyes/Quintana Roo Hoy

Tras la suspensión de entrega de valores, los afectados de la empresa First National Security (FNS) denunciaron que los que no han podido acreditar sus valores o tramitaron amparos ahora tendrán que ir por sus pertenencias a la Ciudad de México. La Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido) dejó de atender a los afectados e incluso colocó cajas de cartón en la entrada principal para evitar la visibilidad al interior del inmueble.

Desde muy temprano, los agentes del Ministerio Público informaron a los usuarios que una vez que la mayoría de las cajas han sido entregadas, las investigaciones continuarán en la Ciudad de México. Tras el aviso, comenzaron a colocar cajas de cartón sobre las rejas del edificio, para evitar que los afectados vieran lo que se estaba subiendo a una unidad de la Marina, que minutos después partió del lugar, presuntamente con las cajas de seguridad que aún están pendientes por entregar, sin que nadie les diera mayor razón.

El vocero de los afectados, David Uribe, dijo que carecen del dato exacto, pero consideran que faltan por entregarse los valores de unas 50 cajas que no se inscribieron en el listado porque los dueños viven fuera de la ciudad e incluso del país.

Resumió que a 59 días de que la Seido haya clausurado el negocio de FNS y afectado a cientos de usuarios de las cajas de seguridad; a 29 días del compromiso de Israel Lira, titular de la dependencia; a 14 días de la rueda de prensa y el compromiso de Alberto Beltrán, titular de la PGR de agilizar el procedimiento de entrega y la declaración que dio de que personal de la PGR nunca había pedido a los afectados que se desistieran de su amparo para ser atendidos, los ministerios públicos siguieron con el mismo nivel de exigencia.

“La Seido siguió exigiendo que la gente presente una cantidad de documentos inexplicable, siguen diciendo que si uno tiene amparo no le pueden entregar su patrimonio, y siguen exigiendo a los afectados a que vuelvan mañana, pasado, u hasta la semana que viene por equis o ye razón, que hasta parece que fuera por muestra de poder o una revancha”, afirmó.

Añadió que por si fuera poco, la falta de transparencia y comunicación que la Seido aún maneja en su operación sigue generando una falta de confianza y suspicacia entre los usuarios, sobre todo luego de las acciones de ayer, con las cuales crece la incertidumbre en Cancún ante la dolosa actitud de las autoridades federales en torno a la entrega de valores de la empresa First National Security, por lo que ahora solo les resta seguir el procedimiento legal a través de sus abogados para proceder conforme a derecho.

Añadió que al no recibir las pertenencias completas, la inconformidad e incertidumbre en los usuarios crece; sin embargo, por miedo no denunciaron, por tanto algunos buscaron apoyo legal para pedir nueva audiencia o iniciaron una queja formal por los objetos perdidos