Ciudad de México.- El presidente de los Estados Unidos, reconoció este miércoles a Jerusalén como capital de Israel, marcando un precedente histórico en la historia de la relación entra ambas naciones.

“Es hora de reconocer oficialmente a Jerusalén como la capital de Israel” expresó Trump en su discurso dentro de la Casa Blanca.

Lo cual desató una ola de reprobación entre la comunidad musulmana de Medio Oriente, donde probablemente se pueda desatar una tensión mayor en aquella región del orbe.

Por medio de una llamada telefónica, Donald Trump notificó al presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas y al rey Abdulla II, el oficial reconocimiento por parte del gobierno norteamericano de dicha capital Israelí.

“Estados Unidos sigue comprometido a ayudar a facilitar un acuerdo de paz que sea aceptable para ambas partes”, dijo Trump, sin embargo, él fue advertido anteriormente por algunos líderes árabes y europeos sobre la posible tensión que esto provocaría.

Como lo expresó el Rey Salman Bin Abdulaziz, con quien Trump bailó durante su visita a Arabia Saudita, esta decisión podría provocar la ira de los musulmanes.

Haciendo una revisión histórica, la comunidad internacional en ningún momento ha reconocido a Jerusalén como la capital de Israel y considera como territorio ocupado a Jerusalén Oriental.