Daniel Bisogno

Twitter/ @DaniBisogno

Cada que van a Ventaneando a promocionar una película, generalmente tenemos antes la decencia de verla para así poder preguntar y opinar correctamente, y no quedarse como pasa en muchos programas de radio y televisión ¿cómo se dice respetuosamente? ¡En la pendeja! Y esta ocasión no fue la excepción, nos avisaron que vendrían al foro Luis Gerardo Méndez (Nosotros los Nobles, Club de Cuervos) y Tessa Ia (Después de Lucia, Los Adioses), así que la distribuidora manda la película para que nosotros tengamos la oportunidad de verla, el título Camino a Marte, director Humberto Hinojosa (Paraíso perdido), protagonistas, los dos primeros más Camila Sodi (Niñas mal, Como cortar a tu patán), así que en una sala con pantallas muy a toda madre que tenemos en la oficina de Ventaneando en Tv Azteca, nos aplastábamos entre botanas de todo tipo, porque todos somos de buen diente, incluyendo a mi Átala Sarmiento, quien al parecer hace poco tiempo quesque le descubrieron que es celiaca y no puede comer glúten, pero los demás son unos atascadotes como yo, así que hay papas, palomitas, cacahuetes y todo lo que a ustedes se les pueda ocurrir, en esta ocasión incluidas unas quecas del Camioncito, que es un puesto de quesadillas que está a la vuelta de Tv Azteca, y que empezó en un camioncito precisamente, se sentaban con seis comales en la parte de la carga y ahora se ha convertido en un verdadero emporio de una cuadra. Pues nos llevan las quesadillas hasta Azteca, así que yo pedí un sope rojo con cecina, una quesadilla de tinga de res y una gordita de chicharrón con frijoles, porque la verdad andaba un poco inapetente y con cargamentos muy similares cada uno de mis compañeros, empezamos a disfrutar la proyección del film, esta película es lo que se llama muy gringamente un road movie, es decir, una película que trata acerca de un viaje, como Y tú mamá también para que me entiendan mejor, esta película arranca precisamente con un viaje que emprenden dos mejores amigas, al parecer porque una de ellas está en la etapa terminal de un cáncer y todo parece indicar que pronto morirá, así que deciden hacer este viaje para llegar hasta Balandra, una paradisíaca playa en nuestra hermosa Baja California, ahí arranca, las dos van en una vieja camioneta Volvo como del año ‘89, sin embargo, no les da el menor pedo mecánico durante todo el kilometraje que se chingan en la película, así que hay que comprar de esa marca de coches porque después de casi 30 años de uso, la camioneta se avienta cruzando el país sin necesidad de una pinche afinada siquiera, las niñas (Camila y Tessa) se encuentran un ser extraño (Luis Gerardo Méndez) y por razones que ustedes descubrirán deciden llevarlo con ellas en el viaje hacia Balandra, y pasan por todo tipo de aventuras. La película tiene una fotografía preciosa, retratando todos nuestros paisajes desérticos de nuestra Baja California junto al mar, ¡un verdadero paraíso! La música, a cargo de Rodrigo Dávila es simplemente majestuosa, un viajesote musical por todos los distintos estados de ánimo, las actuaciones impecables, de Luis Gerardo Méndez no me extraña en absoluto pero las dos niñas me tienen verdaderamente impresionado, tanto Camila Sodi como su media hermana Tessa Ia se avientan un duelo de actuaciones formidable, con decirles que para los más enfermares como yo llegan a aventarse hasta unos besos de lengüita, ¡imagínense si no son profesionales! Camila dejando muy en claro que no es sólo la ex ni la mamá de los hijos de Diego Luna, sino una espléndida actriz. Con decirles que creí que ya se dio cuenta de su valía pues hasta su actitud con los medios ha cambiado, volviéndose mucho más accesible y dejando atrás a la niña mamona intelectual de izquierda que era. La película es impecable, lo único que podría cojear en su momento es el guion que en algunos momentos se puede tornar un tanto lento e inverosímil, pero esto son pequeñeces junto a los demás ingredientes tan bien cuidados que les platico, véanla, además es un plus ver a estas dos bellezas en la pantalla y para las damas está Luis Gerardo, que también tiene su atractivo. Camino a Marte es otra buena opción hecha por mexicanos en nuestro cada vez más rescatable cine. Y bueno ya me voy porque se me está figurando que Pedrito Sola ya le dio una mordida a mi gordita de chicharrón con frijoles y ya le puso hasta nopales para que la pedorriza sepa quién manda, no me vayan a chingar también mi quesadilla de tinga y mi sope con cecina en lo que yo estoy comiendo carnita Camino a Marte. He dicho.