Protege tu arbolito de los peques de la casa

17
Las cajas de regalo evitarán que dañen al árbol, ya que serán una especie de protección

Entre la curiosidad de los niños y las mascotas, seguramente tu árbol de Navidad se habrá visto muchas veces amenazado, puesto que sus llamativos adornos y luces no dejarán de llamarles la atención durante toda la temporada.

Si además de tu árbol cuentas con un Nacimiento, te recomendamos cercarlos. No tiene que ser con una reja de barrotes; una malla o de esas rejas que se usan para evitar que los niños usen las escaleras bastará. Sé creativa y decórala para que tenga armonía con el resto de tu decoración.

También puedes colocar cajas de regalos que eviten su paso hacia el árbol de Navidad, aunque esta última no funciona para gatos, pues más bien tendrán posibilidades de escalarlo.

Tu árbol debe quedar muy firme para así evitar que algún movimiento lo derrumbe o tuerza. Colócalo alejado de otros objetos y apóyalo con alguna base o herramienta que le dé mayor firmeza.

Luego puedes cubrirlo con un rodapié, heno, regalos o musgo.

CONSEJOS PRÁCTICOS

» Los árboles artificiales son mucho más resistentes, por eso aunque adores la frescura de un pino natural, te recomendamos usar uno sintético.

» Coloca adornos que suenen al tocarlos, así tendrás una alarma para saber cuando algún travieso se acerque a tu árbol.

» Si saldrás de la casa, procura cerrar el acceso de las mascotas a tu decoración navideña.

» Coloca los adornos más pequeños y frágiles en la parte superior del árbol, así evitarás que los niños o mascotas puedan tener un accidente, como comérselos o tirarlos y que se rompan.

» En el caso de los niños, disminuye su curiosidad dejando que vean. Si tu hijo está grande, explícale que no debe tocarlo; tampoco vayas a convertir la decoración en un área restringida.