Destinos para ir con el bebé

Estas vacaciones decembrinas resultan perfectas para alejarlos del bullicio

21

Desde balnearios hasta casas rurales, los destinos a los que se puede viajar con un niño pequeño son de lo más variado durante estas fiestas decembrinas. La clave está en elegir destinos tranquilos, huir de los climas extremos y escoger alojamientos confortables y prácticos.

ENTORNO RURAL

Escoge un alojamiento rural tranquilo, que les permita disfrutar de unos días de calma. En el campo sí, pero evita las casas aisladas. Con un bebé a bordo, nunca se sabe cuándo vas a necesitar algo. Procura que su lugar de descanso esté en un poblado o cerca de uno. Así tendrán a mano todos los servicios esenciales y los principales comercios. Además, hay muchísimas casas rurales que organizan actividades para niños.

Asegúrate también de que la casa rural cuenta con todas las comodidades necesarias y dispone de calefacción y agua caliente.

HOTELES-BALNEARIO

En muchos hoteles-balneario se puede disfrutar en familia de las aguas medicinales y realizar actividades infantiles para todo tipo de edades: desde un primer masaje a un bebé, hasta actividades con monitores para peques sin presencia obligada de los padres.

El objetivo de estos establecimientos es que tanto los padres como los hijos disfruten de gratificantes momentos de relax y bienestar. Consulta si la actividad es conveniente para tu bebé.

VER LA NIEVE

Si deciden ir a un destino donde hay nieve, abrígalo bien cuando salgan de paseo y protege sus ojos de la luz solar.

En los lugares nevados, los rayos solares se reflejan en el manto de nieve blanca y la luz puede resultar excesiva para él. Utiliza una viserita, sombrilla o gafas de sol para evitar que le dañe la intensa luz solar.

DE CRUCERO

Los cruceros familiares ideados para padres con niños pequeños incluyen un montón de actividades para divertir a los pequeños en altamar, de la mano de sus personajes favoritos. Además, todos ellos cuentan con servicio de guardería para que los papás y las mamás respiren tranquilos mientras los menores se divierten con mil y un talleres, juegos, actividades, salas de karaoke, piscinas o cine en 3D.

Consejos

-Llévate algunos de sus juguetes favoritos y dosifícaselos para entretenerlo durante el viaje.

– Asegúrate de que el bebé duerme siempre cómodo y tranquilo. Por eso uno de los accesorios imprescindibles cuando salimos de casa, es una cuna de viaje ligera y de fácil montaje, que se adapte a todas sus necesidades.

– Escoge destinos tranquilos y cercanos, con climas agradables y alojamientos adecuados para familias con niños. Si respetas los horarios de descanso y comida de tu peque y te lo tomas con calma, no hay motivo para que no puedan pasar unas Navidades inolvidables con el bebé fuera de casa.