Atlético de Madrid eliminado de la Champions

33

Londres, Inglaterra.– Los años primorosos, como infaltable en los duelos a matar o morir, por el momento quedaron en pausa. El Atlético de Madrid, que algunos rubricaron, se fue con la cara en alto, quedó eliminado en la Fase de Grupos de Champions League.

El empate en Stamford Bridge 1-1 ante el Chelsea, y la victoria de la Roma en el otro duelo del mismo Batallón, terminaron por dejar fuera de toda posibilidad a los colchoneros, a los que por supuesto se extrañará en Octavos de Final. Su premio de consolación la Europa League, que tampoco tendría que ser despreciable ni mucho menos.

Y, haciendo un recuento, el escenario es claro, este empate no es el que condenó al cuadro de La Liga, sino más bien los anteriores compromisos, cuando quedó tablas ante la misma Loba y el Qarabag.

Pero la historia fue muy similar a la del primer enfrentamiento entre éstos, pues de igual forma, en el Estadio Metropolitano, el español aguantó la ventaja muchos minutos, hasta que terminó por ceder el punto.

EN CERO

Teniendo al guardameta alemán Jan Oblak como el héroe rojiblanco una vez más, situación que desesperó al equipo inglés, la primera clara fue de Fernando Torres, apenas al 4’, cuando remató junto al larguero.

Le siguieron dos remates de los Blues; el segundo de Álvaro Morata, que se fue cerca de la escuadra.

Estaba claro que sería un partido de ida y vuelta. Un par de llegadas más sin remate del equipo visitante, y veloz contragolpe de su rival, con Oblak parando sobre la raya otro intento de Morata.

Vertical, sin tanta elaboración, el conjunto de la Premier League llegaba con cierta facilidad al marco enemigo, pero siempre topándose con un cancerbero bien plantado.

Y, a partir de la media hora, el duelo se volcó claramente en favor del local. El Atleti sufría, sus diez jugadores estaban ya en su campo, poco a poco cada vez más ahogados.

Zappacosta tuvo la mejor ocasión de la primera parte con un disparo raso desde la frontal, pero no llegó a su destino. Oblak llegó de forma milagrosa junto al palo para meter una mano y enviar a córner.

IGUALADA

En la reanudación, el londinense tuvo al menos tres ocasiones, dos bien atajadas por un insuperable Oblak.

Después, por fin el forastero pudo meter miedo; disparo al poste de Filipe Luis, justo cuando llegaba el tanto de Perotti para la Roma, que acababa con cualquier ilusión.

Para ese momento ya sólo se trataba de lograr una victoria de prestigio, aunque no sirviera para pasar. Saúl Ñíguez marcó en el minuto 55 en acción ensayada, en un saque de esquina, tras peinar en el primer palo Torres el balón y remacharlo el centrocampista en el segundo.

Después de que el público se quedó helado por el tanto en contra, vino el empate, un tanto circunstancial, pues Savic envió la pelota a propia puerta, luego de que Hazard recortó en la zona izquierda del área y centró raso buscando un remate a bocajarro de algún compañero.

Al final, estuvo más cerca el segundo para los de Conte, pero Oblak fue un muro.