Ley hídrica

44
Juan Ayala Rivero

La Asamblea Legislativa del Distrito Federal, dio un gran paso con la aprobación y creación, el pasado 24 de noviembre, de la Ley de Sustentabilidad Hídrica, pues se modificará la naturaleza jurídica del Sistema local de Aguas, dándole personalidad jurídica y patrimonio propio, así como autonomía técnica y de gestión.

En diversos foros hemos dado a conocer que la postura del gran Sindicato de Trabajadores de la Ciudad de México (SUTGCDMX), es abanderar un salario digno para los más de siete millones de mexicanos que ganan entre 80 y 86 pesos diarios, estabilidad laboral para sus agremiados y que todos los capitalinos cuenten con agua potable.

Esas banderas han sido la lucha diaria de los más de 165 mil trabajadores afiliados al SUTGCDMX, por lo que vimos con gran beneplácito cómo el Poder Legislativo local creó una ley de vanguardia en materia hídrica para mejorar las condiciones de los grupos más vulnerables en materia de distribución del vital líquido.

La modalidad jurídica para modernizar al SACDMX, de ninguna manera significa la privatización del vital líquido. Que quede claro, esta ley no va en ese camino, por lo que el SUTGCDMX la respalda en su totalidad, pues será un instrumento legislativo que permitirá cambiar el actual modelo sobre la explotación de los recursos hídricos por un mejor manejo sustentable.

Recordemos que la nueva ley de Sustentabilidad Hídrica garantizará el derecho humano al agua para todos los habitantes de la gran urbe, en armonía con la Constitución de la Ciudad de México y los tratados internacionales.

También es importante señalar la nueva ley, mandata la creación de un Consejo Técnico asesor honorífico que estará integrado por la academia, la sociedad civil y el gobierno, quien se encargará de aprobar el programa de sustentabilidad hídrica para la transparencia a la política pública en materia hídrica y participación de la ciudadanía.

Asimismo se creará la contraloría ciudadana y se modificará la naturaleza jurídica del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, dándole personalidad jurídica y patrimonio propio así como autonomía técnica y de gestión.

Por todas esas razones el gran SUTGCDMX, respalda la creación de la Ley de Sustentabilidad Hídrica, porque basta recordar que los trabajadores del GDF, son los primeros que dan la cara al ciudadano cuando un servicio se ofrece mal.

Con esas herramientas jurídicas, los trabajadores podrán ofrecer un mejor servicio a los capitalinos, principalmente a los grupos más vulnerables, pero sobre todo con la garantía de que el vital líquido no se privatizará.