Ejercicios para que no llegues a enero con una talla más

32

La clave del ejercicio las semanas previas a Navidad es aumentar la intensidad, tanto a nivel cardiovascular como muscular. Una mayor intensidad permite quemar una mayor cantidad de grasas acumuladas y tonificar los músculos al mismo tiempo.

No se trata de pasar horas en el gimnasio, sino de realizar ejercicios más exigentes dentro de las capacidades de cada persona.

Para conseguir los objetivos se recomienda entrenar durante diciembre un mínimo de cuatro días a la semana, entre 45 y 60 minutos.

El entrenamiento diario debe estar basado en cuatro partes diferenciadas: calentamiento, circuito a alta intensidad, trabajo cardiovascular y estiramientos.

EJERCICIOS MÁS EFECTIVOS:

1. Sentadillas

Diez repeticiones de sentadillas donde se flexionan las rodillas hasta formar un ángulo de 90 grados con la espalda recta.

2. Saltos verticales

Diez repeticiones de saltos con los brazos hacia arriba, intentando alcanzar lo más alto posible.

3. Fondos de pecho

En una colchoneta se realizan 10 fondos de pecho o flexiones acercando el pecho al suelo. Cuando haya dificultades para hacer los fondos de pecho, se pueden apoyar las rodillas en el suelo y hacerlos desde esta posición más cómoda.

4. Lunges alternos

El lunge o zancada consiste en avanzar o desplazar hacia atrás una pierna flexionando ambas rodillas hasta un ángulo de 90 grados. Se repite 10 veces de forma alterna, variando el movimiento hacia adelante y hacia atrás.

5. Plancha abdominal

En horizontal con respecto al suelo, se apoyan solo los antebrazos y los pies y se aguanta la postura en el aire durante 30 segundos. La plancha abdominal es el ejercicio de mayor eficacia para quemar grasa y conseguir un vientre plano. Durante estos segundos se aprieta el abdomen, se baja la cadera y se mantiene la espalda recta.

Para que el entrenamiento sea efectivo hay que completar el circuito sin parar entre cada ejercicio y descansar un minuto tras la ejecución de los cinco

¿SABÍAS QUE… Se recomienda evitar los alimentos procesados y controlar, sobre todo, la ingesta de carbohidratos