Atizapán, Edomex.- La Ley de Seguridad Interior es una amenaza para la población, violenta las garantías individuales. En el caso del Estado de México criminaliza a los luchadores sociales, algunos de los cuales están presos por defender sus derechos, señaló el Centro de Derechos Humanos “Zeferino Ladrillero” (CDHZL).

Lo anterior luego que el jueves pasado fuera aprobada en la Cámara de Diputados, la cual establece el procedimiento con el que el presidente de México podrá ordenar la intervención de las fuerzas armadas en algún punto del país, cuando se identifiquen “amenazas a la seguridad interior” y las capacidades de las fuerzas federales o locales resulten insuficientes para hacer frente a la amenaza.

Tal Centro de Derechos Humanos hizo un llamado al Senado de la República para frenar esta enmienda que atenta contra las garantías individuales.

Insistió que en la entidad es un grave riesgo, máxime que actualmente con la Ley Eruviel se criminaliza a los luchadores sociales, a periodistas, organizaciones ciudadanas y defensores de los derechos humanos.

Advirtió que su aprobación podría profundizar el protagonismo de las fuerzas armadas en labores de seguridad pública.

Finalmente hizo un llamado a los integrantes del Congreso de la Unión para enfrentar la pretensión de violentar los derechos humanos y el Estado de Derecho en perjuicio de los ciudadanos.