Pablo Alborán cuenta que vivió explotación cuando era niño

301
Alborán fue un niño explotado
El cantante malagueño confesó que de infante fue víctima de sus padres, quienes lo sometieron a numerosas actividades que lo hicieron enfermarse

El español Pablo Alborán confiesa en exclusiva para BASTA! que de niño sufrió de explotación artística, pues sus padres lo sometían a numerosas y exhaustas actividades que lo llevaron a enfermarse.

“De niño era como un adulto pequeño; estaba acostumbrado a estar con clases de piano, guitarra, tenis, natación, tenía muchas cosas que hacer, de hecho, me voy acordando, que cuando tenía diez años empecé a ponerme malo del estómago, la fiebre y así, por tantas exigencias”, declaró.

El autor e intérprete de Saturno, tema de la telenovela Caer en tentación, recordó que un día se rebeló ante sus padres y decidió ya no hacer tantas actividades a la vez: “al final le dije a mi madre que quería dejarlo todo y me dio permiso, fue maravilloso, y ahora que veo que lo hice, me doy cuenta que no es cuestión de cantidad, sino de exigencia y calidad”, dijo.

Pablo cuenta que al final se rebeló y buscó tranquilidad

Fue un niño bueno, tan bueno que a veces se arrepiente de no haber sido medio malo: “mi madre dice que fui un chico muy especial, tranquilo, no había cosas malas, buscaba que se sintieran orgullosos de mi, y a veces pienso que quizá no hubiera estado tan mal haber hecho una que otra maldad o travesura, hacerme un poquito el payaso”, finalizó el cantante.