Arcángel Lehahiah protege la energía del Universo

44
Febrero: Ángel Lehahiah, el milagro de luz, servicio a la humanidad,
y la iluminación intelectual y espiritual…

 

Se relaciona con el Chi que alimenta el ser vivo, y que proviene del Creador. Esta energía es la vida misma y se encuentra en todos los seres de la Tierra. Aquí, en nuestro planeta, lo vemos a través del sol, la energía que nos mueve y la energía artificial, que, no obstante, también proviene del Universo.

El Ángel Lehahiah nos ayuda a concebir la grandeza del Universo y su conexión con nosotros, a través de la energía de la vida y aún de la muerte. Trabaja en las nociones de paso y de Conciencia del Todo, hasta de los pasos de la muerte. Nos ayuda a trabajar con las nociones de pérdida de la personalidad, del ego y de la persona en beneficio del desarrollo de la Conciencia del Todo. La noción de paso se apoya en la apertura del corazón que acepta formar parte del Todo y dejar de ser la conciencia de la Personalidad. Nos lleva a los recuerdos de los pasos que hemos dado en nuestras vidas pasadas. Es el amor que abre todas las puertas con su energía Creadora.

El ángel Lehahiah te enseña…

Yo represento la suavidad de la energía de la Luz que desciende a la Tierra para explorar las experiencias de la Materia. Estoy relacionado con las Leyes del Cielo y de la Tierra. Éstas piden que sólo se modifiquen en función de la evolución de la Humanidad. Hasta ahora pueden reducir las experiencias kármicas que deben vivir. Pueden reducir, disminuir, es decir transformar los sucesos de su vida antes de que les lleguen para que vivan estas experiencias. Se les pide que se vean tal como son, aceptando sus cualidades y sus defectos, transformando así con más facilidad su ser profundo. Si están atentos a las transformaciones que necesitan, con un trabajo diario y sin descanso, alteran las energías difíciles que todavía tienen en su interior, evitando así que lleguen a ustedes los sucesos turbulentos del exterior. Y esto se logra a través de la tolerancia, humildad, amor y compasión.

Para aprender de Lehahiah, repite: “Yo soy el receptor de la luz angélica”.

Todo exceso lleva a la destrucción y el desequilibrio de ustedes mismos y del mundo, así como la noción de Vida. Necesitan comprender qué es el equilibrio y qué necesitan. Siempre reciben lo que necesitan, pero cuando rebasan una línea y se ubican en el exceso, no son justos. En ese momento se crean situaciones que se lo demuestran. Estas situaciones, en función de su deseo de no verlas, se implantan y endurecen en torno suyo. Por eso llega un momento en que se encuentran frente a sucesos cada vez más difíciles de vivir, que son la manifestación de muchas energías que no han querido ver ni comprender.

Conexión angélical…

Imagina a Lehahiah con un rostro suave, casi infantil, y rizos dorados, que con su mano indica el abhaya mudra; eleva la mano derecha, abre los dedos y la palma de la mano hacia fuera. La mano izquierda en la misma posición, representa la ausencia de miedo y la protección. Si quieres bendecir el aprendizaje de tus niños, adolescentes y el propio, haz este mudra, cierra tus ojos y concentrate en el aprendizaje, mientras enciendes una vela dorada y lo llamas por su nombre. Cuando el sol sea calcinante y la tierra no produzca, eleva tu oración y pídele que venga a ti: “Querido ángel, tú nos has enseñado que la luz y la energía son divinas, y por ello las cuidamos, porque amamos la vida con la inteligencia que el Altísimo nos dio, más en este momento que el astro rey nos brinda el exceso, te pedimos moderación para que la tierra sea más fructífera”.

LEHAHIAH SE TRADUCE COMO DIOS CLEMENTE “El Ángel que guía por los caminos del aprendizaje, lleva consigo una lámpara de luz que ilumina el Libro de la Humanidad” con el que abre la mente de todo el que quiera saber, aprender y entender.

Jerarquía angelical: Serafín, Poderes.

SÉFIRA: Geburah Su tono es oro. Es un mes para quienes deseen colocar algunos detalles en casa, en este tono o vestirlo, para atraer la abundancia e inteligencia.

NÚMERO: 4

LETRA: G La misión de amor incondicional que te encomienda el Ángel Lehahiah, es ayudar a los ancianos de la casa, ajenos y los de los ancianatos.

VELA DORADA. Se usa en los rituales y plegarias para llamar a Lehahiah La vibración del dorado y el decreto que le corresponde es… Soy amable y considerado con los demás. Ayer planté en el jardín de la vida. Hoy aguardo pacientemente que las semillas despierten. Tengo tiempo y consideración para todos los que me rodean. Con alegría ayudo siempre que puedo, aliviando la carga de los demás. Lo que doy vuelve a mí, multiplicado. Recojo para mí lo que necesito para el futuro Este es un día de armonía, receptividad, amor y paz.