¡La más chingona, público querido!

1044
Daniel Bisogno

Twitter/@DaniBisogno

Eso es y ha sido para mí desde que tengo uso de razón, Guadalupe Contreras Ramos, es decir, para todo el público, Lupita D’Alessio, recuerdo que desde que era niño, en mi casa, El Concho, o sea mi papá, ya la escuchaba y a mí me encantaba oírla también, de hecho, hasta tomaba yo prestado un tocadiscos portátil que teníamos en la casa y que cabe mencionar que El Concho ya lo había rifado dos veces y curiosamente las dos veces en la rifa se lo volvió a ganar. Pues en ese tocadiscos ponía yo los discos de Lupita D’Alessio con éxitos como Punto y coma, Si no te gusta como soy, Ya no regreso contigo, Qué ganas de no verte nunca más, Acaríciame, Mudanzas, por solo decirles algunos y me parecía una chingona, así de fácil, y a El Concho más, además cada que La D’Alessio salía en Siempre en domingo la grababa con su videocasetera Betamovie y nos la ponía una y otra vez, porque además cabe mencionar que a mí papá se le hacía agua la boca con mi Lupita; así que pues con más ahínco nos la ponía a toda hora. Crecí escuchando y admirando la voz e interpretación de Lupita D’Alessio, era mi ídolo, por eso cuando entré a estudiar al CEA y resultó que sus hijos Ernesto y Jorge eran mis compañeritos de aula, pues yo no lo podía creer; y para acabarla de fregar nos hicimos muy buenos amigos, así que ya se imaginarán lo que fue para mí empezar a convivir primero con sus hijos y luego con ¡La Leona Dormida!

Iba yo a su casa y como naquito, por dentro no daba crédito de lo que estaba viviendo al convivir con una de las artistas más admiradas en mi casa, aunque por fuera yo disimulaba muy bien, como si eso para mí fuese muy normal. Aunque pensándolo bien, de alguna manera sí lo era, pues desde muy pequeño estoy metido en este medio del espectáculo, pero esa es otra historia. A partir de ahí y durante varios años mi relación con la familia Vargas Contreras, o sea los D’Alessio, fue muy cercana y hasta la fecha hay un gran cariño de ambas partes.

Cada que nos vemos nos la pasamos bomba y yo de corazón los adoro, por eso ahora que me dijeron Lupita D’Alessio presenta disco y quiere que la entrevistes tú, ¡casi se me salen las de cocodrilo de la felicidad! ¡Imagínense el honor! Así que me trepé a la camioneta que me llevaría hasta el hotel Four Seassons, donde era la cita, y entré. Acababa de terminar la conferencia de prensa para toda la perrada, luego seguiría mi entrevista exclusiva, solo La D’Alessio y yo ¡y ella lo había pedido! ¡Díganme si no es una chingonería eso!

Una reina de los escenarios y una bellísima persona, mi Lupita

Murmuraban los reporteros que durante la conferencia La D’Alessio se había puesto pinta a una que preguntó con no muy buen modo, cosa que me preocupó, y me dije a mí mismo: No me la encabronen, que luego no es fácil ponerla de buenas. Mientras pensaba esto, me senté ya en el escenario destinado para la entrevista, que por cierto les quedó espectacular; a los pocos minutos apareció con una sonrisa de oreja a oreja y me abrazó amorosísimamente, “¡Danyyyy!”, me gritó mientras corríamos a abrazarnos. En eso mi mente pensaba: ¡Ya chingué! Y dicho y hecho, la gran Lupita D’Alessio se portó como siempre se ha portado conmigo, ¡como una reina! Cariñosa, efusiva, me dijo que qué linda estaba mi hija Michaela, que qué guapa estaba mi mujer, que no se pierde Ventaneando todos los días y se lo creo y agradezco profundamente, pues se sabe santo y seña de lo que pasa en el programa y me lo dijo.

Se portó en la entrevista como la verdad no se porta con nadie, hablando abiertamente de todos los temas que le pregunté, por más espinosos que fueran; contestó amable y sin tapujos de su relación con los hijos, con el trabajo, con la familia, me contó que está viviendo en Cancún, sola, pero que es muy feliz allá, pues ya sus tres hijos hicieron su vida, que le duele no ver a sus nietos con la frecuencia que ella quisiera, que espera seguir cantando mucho tiempo más, pero que ya tiene 63 años y que la condición física para seguir cantando puede verse mermada pronto; que ha aprendido a convivir con su soledad y que ya a veces hasta la disfruta; que seguirá con más discos con Warner, su actual disquera, y que está feliz de sacar este nuevo disco para celebrar 45 años de trayectoria artística; que es el primero En vivo en toda su carrera y déjenme contarles que ya tuve la oportunidad de escucharlo y verlo, porque viene con DVD, y es una joya, grabado desde el Princess Imperial en Acapulco, con una gran escenografía, un orquestón, y esa voz totalmente intacta que sigue poseyendo Lupita D’Alessio, esa calidad interpretativa, esa presencia y ese arte en escena que sin lugar a dudas la convierte en simplemente la mejor, la única. ¡Así que buenas noticias! Tendremos el arte de Lupita D’Alessio por mucho tiempo más. Gracias, Lupita, por ser tan artista y por tu cariño a esta persona que les escribe. Gracias, mi Leona Dormida. He dicho.