Eduardo Camacho

cidquijote@yahoo.com.mx

Maestro, hubo otro candidato priísta cuyo segundo nombre terminaba con O y tampoco llegó a la presidencia…

-Sí, Donaldo Colosio, asesinado en plena campaña. Los que sí llegaron por el PRI: Ernesto (Zedillo), Gustavo (Díaz) y los Adolfos (López y Ruiz); Lázaro (Cárdenas) por el PRM (luego PRI), y por el PNR (luego PRM): Abelardo (Rodríguez), Emilio (Portes Gil), Plutarco (Elías Calles) y Álvaro (Obregón).

Meade agradeció el apoyo recibido durante el día “más emotivo” de su vida.

-Que lo disfrute mucho porque está difícil que repita tanta emotividad el 1 de julio.

Alejandro Díaz de León es el nuevo gobernador del Banxico.

-Don Angostín deja un huecote muy difícil de llenar… en el sillón principal.

El PT exigió al Gobierno federal medidas de austeridad en las gratificaciones de fin de año.

-Pagar y recibir esos aguinaldos es un robo a la nación y una mentada de madre a trabajadores y a miles de damnificados que se quedaron sin nada por los sismos.

Ruiz Esparza dijo que la SCT espera resultados de la investigación sobre el Paso Exprés y que en ningún momento se han repartido culpas.

-Cómo no: se las ha echado todas a Graco, al igual que éste a él.

El sindicato del STC denunció fallas en varias estaciones del Tetra, costoso sistema de comunicación del Metro.

-El Tetra resultó Teto.

El FMI indicó que es viable un exitoso fin de sexenio en nuestro país.

-Con tal de que le pidamos otro leonino préstamo, es capaz de decir que ya somos primermundistas.

Advertencias del gobierno de EU provocaron que disminuyeran de entre 10 y 40% las reservas hoteleras en México.

-Ahí no todo es culpa de Trump, sino de la duplicación de violencia, inseguridad e incapacidad gubernamental.

Según Global Witness, el Trump Ocean Club, hotel y condominio en Panamá, blanqueó dinero de la droga y de las mafias rusas.

-Una súper lavandería de Rico McPato, porque del pobre Donald sólo es tocayo.

Sonia Amelio bailará esta tarde en El Colegio Nacional.

-La eximia crotalista es de las figuras que hacen mucha falta en el escenario.