Camino a Marte reseña

292
Una road movie que nos hace pensar sobre el valor de la vida y de nuestra existencia; reflexiva e intrépida

Emilia, quien sufre una enfermedad terminal, deja un hospital de Tijuana y junto con su mejor amiga, Violeta, emprenden un viaje hacia Balandra. En el camino se encuentran con Mark, quien asegura ser un extraterrestre con la misión de destruir el planeta Tierra, por considerar a la humanidad (y al amor) un virus. Sin embargo, Mark empieza a dudar de su misión al enamorarse de Emilia, infectándose del virus al que fue mandado extinguir.

Esta es la primicia con la que llega este viernes a las salas de cine Camino a Marte, una cinta que tiene como objetivo convertirte en el arquitecto de tu propio destino, eso en palabras del director, Humberto Hinojosa. La producción cinematográfica definitivamente plantea más preguntas que respuestas, pero aún así es accesible para todos. Su intención es muy grata y más en épocas actuales, donde se vive la desesperanza y la falta de propósitos en una juventud que parece dormida y sin ánimos de reaccionar. Es por eso que se agradecen los mensajes positivos que generan reflexión y pensamientos enérgicos. La cinta, que fue filmada en el estado de Baja California, convierte los bellos paisajes cálidos, de playa y arena, en un partícipe más de la historia. Luis Gerardo Méndez, Camila Sodi y Tessa Ia, el trío de protagonistas, genera una química agradable a la vista y sobre todo, una empatía en cuanto a la situación de salud que padece el personaje de Tessa (Emilia), a quien recordamos por la gran película Después de Lucía.

La cinta te hará
reconsiderar tu
noción de felicidad

Definitivamente tienes que ir a darte una vuelta y checar Camino a Marte, y no porque sea una increíble historia o tenga actuaciones memorables, sino por el hecho de que es una de esas pequeñas cosas en la vida que te hacen replantear tu situación actual; son esos momentos en los que piensas: ¿Estoy conforme con mi vida? Es un film que te hará pensar sobre cambiar tus hábitos, y lo hará de una manera bonita y agradable, sin tanta producción, simplemente te genera esa duda al terminar la función, y eso, es algo que siempre voy a agradecer.

Ganó el Premio del Público en el Festival Internacional de Cine de Los Cabos, así que ya tienen una buena opción para ir a disfrutar en cines este finde.