Dak Prescott, respaldado por los Vaqueros de Dallas

Sin margen de error, los Dallas Cowboys se miden en un duelo Clásico de la NFL a unos Washington Redskins que buscarán hacerle la maldad al odiado rival, porque además están empatados en el Este de la NFC

153

Ciudad de México.– Hace un año, a estas alturas de la temporada, el equipo de la estrella solitaria gozaba de un nivel de ensueño, que además se vio reflejado en una marca ganadora, incluso ya casi enfilado a la Postemporada.

De la mano de sus novatos revelaciones: Dak Prescott y Ezekiel Elliott, la escuadra texana también hacía ilusionarse con llegar, por qué no, hasta el Super Bowl LI, aunque al final esto no se daría, porque tuvieron que encontrarse en su camino con la magia y experiencia de Aaron Rodgers y sus Green Bay Packers.

Sin embargo, hoy los Dallas Cowboys experimentan la vida sin el mismo Zeke, que por tierra es clave para sus aspiraciones, sin contar que es el aliado perfecto del mismo Dakota, quien está claro, no la pasa bien sin su mejor comparsa.

Los Vaqueros se llevaron el primer clásico del año ante los Redskins
kins, con la consigna de que ya
no pueden permitirse fallar, pero
además con el espaldarazo a
PRESCOTT

De hecho, ante los números apenas aceptables que ha entregado el quarterback de los Vaqueros, se pudo hablar en el entorno del equipo acerca de la posibilidad de jugársela con el mariscal suplente, aunque el coach salió rápido al paso para desestimar las versiones, dándole un voto de confianza a su comandante estelar.

Mañana, para abrir la Semana 13 de la NFL, Dallas se medirá en un duelo Clásico de la Liga a los Washington Redskins, con la consigna de que ya no pueden permitirse fallar, pero además con el espaldarazo a Prescott, porque la esperanza en que volverá a sacar su talento, esa es ciega.

Los Pieles Rojas afinan el ataque para visitar a su archirrival

Y es que al interior de la organización han entendido que su mariscal de campo sigue en ese proceso de aprendizaje que sólo podrá evolucionar siendo quien guíe los controles del equipo.

“Yo mismo le he dicho que debe tomar las cosas con calma”, dijo el coordinador ofensivo Scott Linehan. “Le he dicho que siempre hay procesos de maduración y que debemos ajustarnos mejor a él todos aquí: entrenadores, jugadores, todos”, agregó.

Mientras, el entrenador en jefe, Jason Garrett, coincidió y aseveró que todos deben tomar mejores decisiones en algunos momentos, pero que Prescott es aún uno de los más conscistentes jugadores en el equipo, incluso en las tres derrotas consecutivas.

“Por momentos, (Dak) tal vez ha tomado algunas decisiones demasiado agresivas”, señaló.

“Es el primero que te lo dice. Sólo tiene que aprender de sus experiencias y seguir adelante. Es un muy buen quarterback en la NFL”, agregó.

Sin embargo, el discurso del mismo Garrett ha sido muy agresivo, pues anunció que las posiciones tendrán que ser más disputadas, al menos en defensa, y esto le pegó al esquinero Anthony Brown, quien ha tenido errores puntuales en detrimento de los suyos, y será sustituido por el novato Chidobe Awuzie.

“Uno debe de asumir los movimientos de elementos que realiza, con todo lo que éstos puedan ocasionar, pero los estándares de la manera en que quieres jugar deben de priorizarse”.

POR ORGULLO

Los Pieles Rojas, que comparten el segundo puesto de la División Este de la Conferencia Nacional (NFC) con los Cowboys, al totalizar una marca de 5-6, ahora pretenden cobrarse la última afrenta.

Y es que en la Semana 7 Dallas le pegó a Washington 33-19, por lo que esperan dar la campanada en el AT&T Stadium, para de paso mejorar su récord, aunque se mantendrían lejos del primer lugar y mejor equipo de toda la NFL, los Filadelfia Eagles (10-1).

Los Redskins vienen de pegarles 20-10 a los New York Giants (2-9), que para esta campaña se convirtieron, literal, en un cheque al portador.

Kirk Cousins lidera la ofensiva de los de la capital de Estados Unidos