Exige fin de feminicidios Marichuy, aspirante a candidata independiente

57

A casi nueve meses de la muerte de Lesvy Berlín el 3 de mayo de 2017 se llevó a cabo una ceremonia en memoria de las víctimas de feminicidio  en el Instituto de Ingeniería de Ciudad Universitaria, el acto fue encabezado por la aspirante a candidata independiente por la presidencia de la república, María de Jesús Patricio Martínez, mejor conocida como Marichuy.

En dicho acto también participó Araceli Osorio, madre de Lesvy,  quien clamó a las autoridades que no permitan que los feminicidios queden en impunidad ni la criminalización de las víctimas.

La señora Araceli Osorio afirma que el responsable de la muerte de la joven fue su pareja sentimental porque ella iba a terminar la relación.
Señala que las autoridades buscan cerrar los casos de feminicidio declarandolos como suicidios para no permitir un aumento en las cifras que podrían justificar una alerta de género y precisó que el actuar de las autoridades ha convertido este en un caso emblemático pues ha quedado de manifiesto que la justicia no es posible para quien no la puede pagar.
Explicó que la exigencia para detener los feminicidios no es para hacer una diferenciación, sino que deriva de que las muertes de mujeres se dan de manera “sumamente violenta y están atentando contra ellas por el hecho de ser mujeres”.
Dijo que además del dolor por la pérdida de su hija siente también “mucha rabia porque no merecemos este gobierno ni estas instituciones que ayudan al asesino”.
Por ello exigió que se construya  un memorial por la muerte de Lesvy en la cabina telefónica donde fue hallado su cuerpo para que la sociedad recuerde que un acto similar no puede volver a ocurrir ni en Ciudad Universitaria ni en el país.
Asimismo, hizo un llamado a las autoridades para que investiguen el paradero de las miles de mujeres desaparecidas en el país.
Cabe destacar que la hoy vocera del Consejo Nacional Indígena fue recibida en medio de una ceremonia tradicional que estuvo acompañada por toques de caracol, música y quema de copal.
Marichuy resaltó la importancia de que la sociedad tome fuerza de la rabia producida por las injusticias para poder tomar acción y evitar que hechos como el de la muerte de Lesvy y las desapariciones dejen de ocurrir y así lograr un México nuevo.
Terminada la ceremonia en memoria de las víctimas de feminicidio Marichuy y Araceli Osorio caminaron en dirección a la rectoría de la UNAM, en medio de un fuerte dispositivo de seguridad integrado por miembros del CNI y la comunidad universitaria, quienes crearon un cerco a su alrededor que resultó prácticamente impenetrable.