Ya es salario nini y mimi

56
Eduardo Camacho

 

Maestro, Mikel Arriola opinó que el ajuste al salario mínimo es un esfuerzo de todos los sectores. -Esfuerzo, el de todos los trabajadores para soportar otro año con un salario nini: ni alcanza ni sobra, y mimi: mínimo y miserable.

La CTM propuso desaparecer a la Conasami. -Lo merece por traicionar a la clase trabajadora. Y de una vez a la CTM por ídem.

Carstens ponosticó el PIB en 2018 entre 2 – 3% y en 2019 entre 2.2 – 3.2%. -El PIB que nos deja es: Problemas Inmensos y Boludos.

Don Agustín afirmó que se llevará en su equipaje fotos de buenas memorias para recordar a México. -Mejor que se lleve fotos de migrantes, indigentes y otras estampas de nuestra pobreza extrema para que se acuerde del México real al que contribuyó durante años a desgraciar.

Osorio urgió a reformar un modelo de seguridad que viene del siglo pasado a un esquema sólido, confiable y con mayor capacidad. -Igual que el PRI: un modelo político caduco y de la segunda década del siglo XX.

Panistas dicen que no existen condiciones políticas, logísticas ni financieras para realizar una consulta ciudadana que elija al candidato del Frente. -Ni voluntad de Anaya (solapado por Barrales y Dante) para someterse a ella.

El INE hará tres debates de aspirantes presidenciales en la CDMX, Tijuana y Mérida en abril, mayo y junio, respectivamente. -¿Y para qué gastar un dineral en transportar candidatos y equipos, si aquí (como siempre ha sido) pueden hacer los tres debates en TV abierta y con proyección nacional? Ese dinero que mejor se dé a damnificados que tanta falta les hace.

Salinas rememoró en TV que los estadounidenses han calificado a Trump de mentiroso, ignorante, promotor particular y amante de evitar la verdad. -Igualito que don Chupacarlos: evitó la verdad sobre el asesinato de Colosio y dejó que su hermano se promoviera y enriqueciera muy particularmente.  Ah, y mintió al decir que nuestro país iba muy bien en su sexenio.

Pospusieron por tercera vez en Acapulco el Festival de las Letras. -Es que el Festival de las Balas no tiene para cuándo terminar…