Apple en el ojo del huracán

110

Luego de la polémica generada con la publicación de un reportaje realizado por el diario Financial Times, Apple ha tenido que salir a dar la cara en China, donde se denuncia que su socio en Taiwán, Foxconn, explotó a estudiantes para la fabricación del iPhone X, ya que trabajaban 11 horas por día.

A través de un comunicado, Apple comentó que aunque los estudiantes trabajaron horas extras, éstos fueron compensados, aunque al mismo tiempo reconoce el error.

“En una reciente auditoría descubrimos que estudiantes trabajan horas extra en una instalación de proveedores en China. Los estudiantes trabajaron voluntariamente  y  fueron compensados pero no se les debería haber permitido trabajar horas extra”.

Según las leyes laborales locales,los estudiantes no pueden trabajar más de 40 horas por semana.