El futbolista brasileño Robinho fue condenado este jueves a nueve años de prisión por participar en una violación en grupo contra una joven albanesa de 22 años en una discoteca en Milán, el 22 de enero de 2013.

La jueza Mariolina Panasiti, de la sección novena del Tribunal de MIlán, ha dictado hoy sentencia en relación a los hechos producidos en una discoteca de la capital lombarda. Según han revelado las investigaciones, el jugador brasileño, que a sus 33 años milita actualmente en el Atlético Mineiro, en consumó la violación acompañado de otras cinco personas.

A su vez un amigo de Robinho también ha sido condenado a 9 años de cárcel por participar en los mismos hechos, mientras que el proceso contra las otras cuatro personas ha quedado suspendido al no conocerse su identidad y paradero.

Además durante la joven deberá ser indemnizada con 60.000 euros (unos 71.000 dólares), asimismo  declaró que conocía al futbolista y a algunos de sus amigos y que estuvo con ellos y dos amigas suyas en el bar “Sio Café” de Milán aquella noche.

Todo comenzó en 2009, cuando jugaba para el Manchester City. Fue arrestado por violación, pero puesto en libertad bajo fianza y posteriormente absuelto. Pero posteriormente, en 2013, fue acusado por el mismo delito, solo que esta vez fue un abuso sexual en grupo, por lo que ha sido finalmente condenado.

Robinho jugó en el Santos F.C., Real Madrid, Manchester City F.C., A.C. Milán, Guangzhou Evergrande F.C. y actualmente milita en el Atlético Mineiro, además de que fue seleccionado brasileño.