Jesus Sanchez

Columnómetro de Aquiles Baeza 1.- Parecía cosa del pasado, pero no. La polvareda que dejaba a su paso la ruidosa bufalada política de los tiempos dorados de los destapes priístas, pudo sentirse una vez más. Esa es la sensación que dejaron las palabras de Joel Ayala Almeida, senador y dirigente de la FSTSE, quien de plano no se aguantó y reveló que José Antonio Meade no será propuesto para ocupar la vacante que deja Agustín Carstens como gobernador del Banco de México, porque va para candidato presidencial. Y no, no fue una declaración al aire pues en la nota de la entrevista firmada por Claudia Guerrero en el diario Reforma, el líder sindical aportó otro interesante dato, que la burocracia simpatiza con la eventual candidatura presidencial de Meade. Óooole… ¿Así o más claro? Ayala debe tener información privilegiada, ¿qué no? ¿Y si el candidato presidencial fuera Miguel Ángel Osorio Chong?, se preguntó la politóloga Melita Peláez.

El dirigente tomó sus precauciones y le dijo a la reportera: “Meade va para candidato, espero no estar equivocado”. Este episodio nos hizo recordar al desaparecido líder de la CTM, Fidel Velázquez, quien para calmar los ánimos toreros de los inquietos aspirantes priístas decía: “el que se mueve no sale en la foto”. Hay quien piensa que es al revés.

2.- Mancera va de frente y no se quita. Aunque Ricardo Anaya apuesta a agotar el tiempo para establecer el método en el que el Frente Ciudadano (PAN-PRD-MC) resolverá su candidatura presidencial, Miguel Ángel Mancera se declaró listo para lo que venga. Le salió en verso y sin esfuerzo: “Estoy listo para lo que se pueda presentar, vamos a ver los escenarios. Estamos listos y de frente, hacia el Frente o el escenario que se presente.” Está por demás decir que para variar ni Ricardo Anaya ni Alejandra Barrales le respondieron. Hasta parece que hay gatito encerrado como dijera Betito Vieyra.

3.- ¿Fiscal electoral a la medida? Por fin los grupos partidistas en el Senado se dignaron a aprobar la convocatoria para iniciar el proceso de selección del nuevo fiscal electoral. El tema no está totalmente resuelto pues lo que se espera es una intensa negociación entre los grupos, una vez que se conozcan las propuestas de los aspirantes a ocupar el cargo del destituido Santiago Nieto. El tema llegó a tal punto de tensión que incluso el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello, llamó en un videomensaje a los legisladores a ponerse de acuerdo para completar el marco institucional de cara al proceso federal 2018 que está en curso. Haiga sido como haiga sido, el nuevo fiscal especializado en delitos electorales llevará la marca de los senadores que voten a favor y los que lo hagan en contra