Ciudad de México.- Para exigir que atiendan sus demandas respecto al campo, campesinos realizaron hoy a las 10:00 horas una marcha por el Paseo de la Reforma rumbo a la residencia oficial de Los Pinos, lo que desquició la vialidad en la metrópoli.

Los manifestantes no pudieron librar las vallas metálicas y de policías preventivos, por lo que tuvieron que regresar por el mismo Paseo de la Reforma, rumbo a sus campamentos instalado en los alrededores de la secretaría de Gobernación.

Los manifestantes provenientes de Oaxaca, Guanajuato, Guerrero y San Luis Potosí, pertenecientes la mayoría de ellos al Frente Auténtico del Campo, entre otras organizaciones, llegaron desde el lunes e instalaron campamentos sobre las avenidas Bucareli y Morelos hasta el entronque con el Paseo de la Reforma y la Avenida Juárez, cerrando la circulación con autobuses y carpas, por lo que esa importante zona vehicular y peatonal quedó bloqueada, lo que desde ese día genera congestionamientos y caos.

El disgusto de automovilistas y viandantes se puso de manifiesto, pues quedó bloqueado el paso de norte a sur en ambos carriles hasta que llegó la policía y libró un carril y la lateral rumbo al centro de la ciudad.

Durante horas, se vio entorpecido el tránsito vehicular, por lo que muchas personas tuvieron que caminar grandes distancias para llegar a sus trabajos o de plano para tomar un transporte para regresarse a sus casas.