POR ESO ESTAMOS COMO ESTAMOS

1736
Lupita Reyes

Y me refiero a las telenovelas mexicanas, y propiamente a las de Televisa. Vi el último capítulo del Vuelo de la Victoria, y cuando ya estaba por cambiar de canal porque todo lo que pasaba no me resultaba interesante: ¡Pum!, como decía Javi Noble, algo llamó mi atención. Resulta que todo lo que vimos a lo largo de decenas de capítulos al aire, fue obra de la imaginación de la protagonista, ¡como chiste interno de Televisa! No podía creerlo, y no por otra cosa, pero me había quedado en que el gran talento de Victoria era correr, no escribir. Desde el momento en que El vuelo de la Victoria apenas si duró al aire cuatro meses, quiere decir que no fue exitosa, porque cuando es así, las alargan y las alargan. Económicamente creo que fue un fracaso, porque Como tú ninguna, la telenovela venezolana en que estuvo basada duró al aire once meses. En conclusión: la más reciente telenovela de Nathalie Lartilleux formará parte de las peores telenovelas de toda la historia de Televisa.

Y con respecto al melodrama que se estrenó al siguiente día, tampoco les tengo buenas noticias. En Sin tu mirada, no tienen perdón de Dios  los escritores y realizadores de este melodrama. Me queda claro que apenas estaban terminando de grabar Mi adorable maldición, cuando les encargaron este nuevo trabajo. Pues lo que salió al aire dejó mucho que desear. Arrancaron con un collage de la protagonista ya veinteañera. Y la primera imagen  la muestra caminando y con bastón de ciegos, eso no tendría nada de malo sino fuera que escenas después nos cuentan que nació muerta, y que es ciega, que un incendio estuvo a punto de acabar con su vida, y las tres situaciones pierden impacto porque ya vimos que ella en algún momento crecerá y se valdrá de un bastón para pasear, escuchar los ruidos del bosque, tocar el musgo de los árboles, tomar agua del río y disfrutar plenamente de la naturaleza. ¿En verdad nadie se dio cuenta de semejante error? ¿Ni los escritores encabezados por Gabriela Ortigoza, ni el equipo de producción comandado por Ignacio Sada? Para acabar pronto, ¿ni el departamento de supervisión literaria de Televisa, que se supone revisa minuciosamente cada libreto antes de grabarse? Ahora que entren en funciones Bernardo Gómez y Alfonso de Angoitia, espero que se percaten de que en Televisa, muchos no están haciendo su chamba.

Y ya que hablamos de no hacer su trabajo adecuadamente, me parece que los encargados de publicitar la telenovela Papá a toda madre, deberían bajarle dos rayitas a la promoción de lo que han dado por llamar: el primer beso gay en las pantallas de Televisa, simple y sencillamente porque eso ya lo vimos en Como dice el Dicho, en dos episodios. El primero fue el 12 de septiembre, titulado Todo hombre muere, en donde los personajes de Aaron Ida y Alejandro Felipe se besan en la boca. El segundo se llamó Secreto entre dos lo sabe Dios, secreto entre tres, descubierto es y se transmitió al aire el 27 de septiembre y fue protagonizado por Sebastián Fouilloux y Memo Dorantes. Ahí la prueba de que los equipos de producción de Televisa, no le echan un ojo a lo que sale al aire en Las Estrellas.