Caos en Soriana por venta de pantallas en 10 pesos

2569

Chihuahua.- Debido a un error de etiquetado en una sucursal de Soriana en el estado de Chihuahua, se ofrecía pantallas y otros electrodomésticos en menos de 10 pesos, mismos que generaron caos en la tienda pues los clientes exigían que se respetara el precio marcado, ante la negativa de la tienda intervino Profeco cancelando las compras y cerrando la tienda.

Al rededor de las 10 de la mañana de este viernes, ciudadanos acudieron a la tienda de autoservicio  ubicada en Avenida Tecnológico y Vallarta, en Chihuahua, cuando uno de ellos advirtió un error en la etiqueta de precios: la cantidad estaba separada por un punto en lugar de una coma: $10.990 en lugar de $10,990.

 

Exigían se respetara el precio

 

Otros clientes escucharon el reclamo, y de inmediato comenzaron a tomar hasta 30 pantallas, no conforme con eso dieron aviso a sus familiares y en redes sociales se esparció la noticia, por lo que cientos de personas llegaron a Soriana para aprovechar los precios.

Ante el descontrol de la situación, empleados quitaron los precios, así que la gente llamó a la profeco. La delegada de la Procuraduría Federal del Consumidor, Yuvia Velázquez Chávez, arribó a la tienda para tratar de conciliar entre los compradores y el gerente de la tienda, sin embargo, el encargado señalaba que no podían vender las pantallas a esos precios y solo ofrecía un 20% de descuento.

Sin embargo la gente estaba tan eufórica que comenzó a arrebatarse las pantallas, fue necesaria la intervención de la policía municipal para poner orden en la tienda, incluso cuando se cerraron las puertas las personas insistían en entrar rompiendo los cristales.

La delegada propuso respetar el precio de 10.99 pesos a las primeras personas que denunciaron ante la dependencia federal, sin embargo, solamente recibió una negativa de gerencia.

La multitud enardeció

 

Al no llegar a un acuerdo,  Yuvia Velázquez informó que procedería a clausurar el lugar e inmovilizar los productos en disputa y finalmente poner una multa que podría alcanzar hasta los 4 millones de pesos.

Finalmente tuvo que imponer orden puesto que los clientes se dispersaron  para que no les ganaran las pantallas e inclusive otros intentaron salir sin pagar las pantallas, alegando que era su derecho por estar mal etiquetada.