Quieren estar a la altura

El Campeón de la NFL se aclimata en Denver a lo que serán las condiciones de la CDMX; Oakland Raiders puso la primera piedra del que será su nuevo estadio en Las Vegas, Nevada

34

Ciudad de México.– Tom Brady, quien no tiene muy buenos recuerdos de algún personaje mexicano, pues éste le despojó del jersey con el que ganó el Super Bowl LI, ante los Atlanta Falcons, dicen sus más cercanos que está muy emocionado con la idea de venir a México.

Y es que a sólo cuatro días de que se dé el llamado kick off, como símbolo del arranque del duelo ante los Oakland Raiders en el Estadio Azteca, la fiebre por el tocho en la capital se deja sentir con mucho rigor.

De hecho, Brady, desde que recuperó la camisola extraviada, lo dejó claro, su intención no era perjudicar a nadie, pues al final entendió o lo quiso ver como un error aislado.

Pero a toda esa locura citadina por el juego en territorio nacional, el segundo en fila teniendo a Los Malosos como locales, está la estrategia que decidieron apuntalar los Campeones de la NFL, porque la intención es estar a la ‘altura’ de las circunstancias.

Aunque en algunos medios se dio a entender que entre los elementos de los equipos de la Liga más exitosa en el planeta, el punto de la inseguridad era un tema que les preocupaba en demasía, lo cierto es que el nivel del mar al que se encuentra la capital mexicana es el que realmente les ocupa.

Y tomando esas previsiones, los Pats decidieron, después de su duelo ante los Denver Broncos, mismo que ganaron de manera contundente 41- 16, quedarse en el estado de Colorado, para aclimatarse de alguna manera a lo que tendrán que sortear en la CDMX, en la que por cierto estarán por segunda vez en su historia para disputar un duelo en el emparrillado.

Bill Belichick, el head coach de New England, se tomó muy en serio los dos mil 250 metros sobre el nivel del mar, pues optó porque el equipo se quedara en el Air Force Academy (mil 928 msnm).

“Es una gran institución y para nosotros una tremenda oportunidad de trabajar en un ambiente parecido al que se nos exigirá el próximo juego, vamos a sacarle todo el provecho posible”, dijo el entrenador.

DE FIESTA

En el campamento de los de negro y plata, la travesía, al menos de los tipos de pantalón largo, tuvo como punto Las Vegas, Nevada, pues en aquella ciudad estará su casa próximamente.

Antes de recalar en México, los Raiders armaron un show espectacular, durante la ceremonia para poner la primera piedra del que será su nuevo estadio. Alrededor de mil fanáticos se dieron cita en este evento, que incluyó algunas leyendas del equipo como Fred Biletnikoff, Jim Plunkett y Howie Long.

“Ojalá mi padre siguiera vivo para ver esto, estaría orgulloso”, aseguró el hijo de Al Davis, Mark Davis.

DATO

Se tiene previsto que Malosos y Patriotas arriben a la Ciudad de México el sábado, sólo horas antes de su juego de la Semana 11 de la NFL.