Someten a policías a corrupción y abusos

34
FOTO: JUAN JOSÉ ESTRADA SERAFÍN / CUARTOSCURO.COM
  • El estudio demoscópico revela las condiciones en que laboran los uniformados en el país, en medio de arbitrariedades y sin reconocimientos a su labor

La encuesta ¿Qué piensa la Policía?, realizada por el organismo civil Causa en Común y aplicada a 4 mil 898 elementos de todo el México, refleja datos alarmantes y las situaciones cotidianas por las que atraviesan los uniformados, como salarios insuficientes, corrupción y abusos.

Ayer, fue presentado el estudio, en el marco del Sexto Foro Nacional Sumemos Causas por la Seguridad, Ciudadanos + Policías, en el Alcázar del Castillo de Chapultepec.

Los resultados del estudio demoscópico confirman las condiciones precarias en que viven los policías, pues un 45 por ciento de los entrevistados afirmó que gana menos de diez mil pesos mensuales, el 90 por ciento jamás ha recibido un estímulo o reconocimiento a su labor, dos de cada tres nunca han sido ascendidos, y un tercio opina que las promociones se les da solo a los recomendados.

Los gastos que deben sortear de sus salarios es otro problema que enfrentan los policías, pues el 41 por ciento de los entrevistados afirma tener que pagar por sus botas, el 38 por ciento por su uniforme, 32 por ciento por papelería para informes, 26 por ciento por las reparaciones de las patrullas, 12 por ciento por la gasolina de las mismas, 20 por ciento por los cartuchos, y 11 por ciento por sus chalecos antibalas.

De igual forma, externaron el maltrato del que son objeto en sus instituciones: el 30 por ciento acusó humillaciones, 28 por ciento discriminación, 16 por ciento acoso sexual y 15 por ciento abuso físico.

Y sobre el tema de la corrupción, los resultados también son para reflexionar, pues el 39 por ciento reconoció que existe corrupción dentro de su corporación, y el 66 por ciento la ubican principalmente en sus mandos.

Sobre el mismo tópico, el 43 por ciento de los policías entrevistados afirman que es el ciudadano quien fomenta la corrupción, y el 47 por ciento asumen el problema desde una perspectiva quizá más honesta, reconociendo que la corrupción la fomentan tanto ellos como los ciudadanos.

Durante la presentación de estos datos desprendidos de la encuesta, Marcela Figueroa, investigadora de Causa en Común, apuntó que los resultados evidencian que no hay carrera policial en México.

“La segunda (conclusión) es que los policías no conocen ni sus derechos ni sus obligaciones, eso es clarísimo, muchas veces las corporaciones pueden tener ciertos procesos, ya funcionando, pero al preguntar a los policías sobre éstos, ninguno los conoce”, reveló.

También se asentó que las corporaciones policiales están en una situación de fragilidad extrema, pues requieren ofrecer mejores condiciones de vida y profesionales a sus integrantes.

FRAGILIDAD EXTREMA

LA CONCLUSIÓN de la encuesta es que “nuestras corporaciones de policía se encuentran en una situación de fragilidad extrema. Si queremos cuerpos de policía que merezcan nuestro reconocimiento y si queremos exigirles cuentas, primero debemos ofrecerles condiciones de vida y profesionales adecuadas. Si queremos que nos cuiden, empecemos por cuidarlos”.

Los policías no 
conocen sus
derechos ni
obligaciones, eso es claro”.
Marcela Figueroa
investigadora de
Causa en Común

Dato
RADIOGRAFÍA
La encuesta fue realizada
para conocer las percepciones
e intereses sobre las
condiciones que tienen
los policías del país, así
como los obstáculos.