con Natália Subtil

10926
Raquel Bigorra

Twitter/ @rbigorra

La brasileña Natália Subtil no para de trabajar como modelo y preparando su lanzamiento como cantante. Las que somos mamis hacemos circo, maroma y teatro pero para sacarle una sonrisa a nuestros hijos. Siempre hay tiempo. Cara a cara me contó detalles del viaje que hizo con su hija a Orlando.

»» ¿Cómo se la pasó Mila en su primer viaje a Disney?

Estuvo muy contenta y participativa en la presentación de Frozen. Le encantó la nieve, la magia, la música ¡Disfrutó mucho!

»» Todavía no cumple el año. ¿No se espantó con algún personaje o juego?

Sí. Lloró cuando vio a Minnie. Yo creo porque la vio muy de cerca y Minnie se le acercó más todavía y la tocó. Se asustó por el tamaño de la botarga, creo. Pero se portó muy bien. Se durmió dos veces y después disfrutó todo el tiempo.

»» Yo me acuerdo cuando llevé a Rafaella, más o menos con la misma edad de Mila, y a ella le encantó el desfile que hacen de noche.

Igual Mila, estaba fascinada al ver tantas luces y show. Fue muy chistoso que regañó a los malos (risas).

»» ¡Qué padre que pudiste llevarla! Ya te imagino feliz con ella.

Yo me emocioné mucho de ver a mi hija tan chiquita en un lugar mágico que yo solo tuve la fortuna de ir a mis 18 años. Los tiempos son otros y sé que puedo hacer todo por mi hija, que es mi motor; disfrutamos mucho y desde ese día entendí que ella será mi compañera de viajes de por vida.

»» Cuéntanos un poquito cómo es el carácter y personalidad de Mila.

Mila es dulce, linda, tierna, pero sabe lo que quiere a la vez. No es una niña de llorar y le gusta hacer las cosas por sí sola. En eso se parece a su mamá.

 

»» ¿Qué palabras dice?

Dice: Gracias, hola, mamá, papá. Son las que más dice todo el tiempo. Dice mucho papá, se le sale siempre, pero no ve mucho a Sergio. La última vez que lo vio fue en el cumple de Antonia, su tía, el día 20 de octubre.

»» ¿Qué sientes cuando te dice mamá?

Es hermoso. Se despierta y siempre me mira y dice: mamá. Es increíble, no se puede describir con palabras. Mi hija es mi todo, soy muy feliz con ella. Ya muy pronto cumple el primer añito de vida y nos invitó Natália al pachangón. La niña es hermosa y hace un par de semanas coincidimos y andaba gateando y jugando con Rafaella de muy buen humor. Felicidades a Natália por esta bendición tan grande. Sin duda, la mayor de todas. Nos leemos mañana en Ahí viene La Bigorra.