En mexico hay más de 6 millones de diabéticos

36
FOTO: MARIO JASSO /CUARTOSCURO.COM

Ciudad de México.- Se calcula que en México hay más de seis millones de adultos mayores de 20 años diagnósticados con diabetes, sin embargo por cada uno de ellos, existe otro más que aún no ha recibido diagnóstico.

De acuerdo con Gisela Ayala, directora ejecutiva de la Federación Mexicana de Diabetes A. C. (FMD), aunque las políticas públicas han avanzado en tema de control y prevención de la enfermedad aún existen áreas de oportunidad que deben atenderse.

Ayala señaló, en entrevista telefónica, la importancia del Observatorio Mexicano de Enfermedades no Transmisibles que actualmente integra a 12 mil clínicas del sector público en todo el país y cuya tarea ha sido realizar un censo de los pacientes por edad, ubicación, lugar donde se atienden y el nivel de control detallado de su enfermedad.

Resaltó la importancia de conocer estos datos, pero dijo que aún es necesario que esto se expanda a todas las instituciones públicas.

Enfatizó que aún falta capacitación para evitar diagnósticos tardíos y que la población sepa que el conocer oportunamente la enfermedad ayuda a tener un mejoramiento tratamiento.

Asimismo, Ayala explicó que es necesario que los profesionales de la salud estén correctamente capacitados para que a su vez eduquen a sus pacientes en el correcto control de su padecimiento.

Explicó que en el caso de las mujeres existen factores de riesgo distintos a los de los varones como son la mayor longevidad, ya que la edad también aumenta el riesgo de padecer diabetes; la menopausia, debido a que se pierde la protección cardiovascular que dan las hormonas; o haber tenido bebés de más de cuatro kilos.

Dijo que las mujeres que cumplen con varios de estos puntos “no deberían perder más el tiempo” y acercarse de inmediato a su médico para que sean valoradas.

Gisela Ayala, dijo que el papel de la mujer es de especial importancia pues son ellas quienes pueden incidir en la adopción de hábitos más saludables en la familia y así “convertirse en agentes de cambio”.