El Padre Beto es el onceavo expulsado de la cocina de Master Chef.

357

El padre Beto Luna fue el onceavo expulsado de Master Chef México 2017, el sacerdote de 45 años es originario de Chihuahua. En el primer reto todos los participantes se encontraron con “la caja misteriosa”,  la cual contenía ingredientes dulces para hacer un postre y los visitó el pastelero español Paco Torreblanca, quien les explicó cómo preparar un Savarín.

 El Padre Beto preparó un sándwich con ingredientes del estado de Baja California el cual no fue del agrado de los chefs, para el reto de eliminación el Padre Beto  preparó un tamal llamado “el chile colorado”, el chef Adrián no le gustó el platillo.

Al finalizar el programa el Padre Beto dijo lo siguiente:

“Esto tenía que llegar, estoy contento de haber llegado hasta aquí, yo creo que los chefs reconocieron mi esfuerzo, mi dedicación y concentración, yo sabía que la practica en la cocina de Master Chef era exigente y que este momento se iba a dar. Le agradezco a los chefs tantas indicaciones y ayudas, esto me lo llevó en el corazón.” Finalizó el padre Beto tras su saluda de Master Chef