Comprecerá rector de la UAEM si retiran orden de aprehensión

41
Alejandro Vera Jiménez, rector de la UAEM

Alejandro Vera, rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), fue acusado de enriquecimiento ilícito, mediante su ejercicio como rector, por lo que el pasado jueves se giró una orden de aprehensión en contra de él y su esposa, María Elena Ávila, investigadora científica de la misma institución.

Sin embargo, César García, abogado del rector ya declaró que Vera sólo comparecerá ante un juez si retiran la orden de aprehensión en su contra pues no confía en la Físcalía del estado, ni en el Tribunal Superior de Justicia ya que este asunto, estableció “no es nada jurídico, es una venganza política”.

García, acusó violaciones a los derechos fundamentales del rector, pues las órdenes de aprehensión y de cateo se dieron de manera irregular, además no se les ha dado acceso a la carpeta de investigación.

Por su parte el fiscal anticorrupción del estado de Morelos, negó rotundamente ceder ante el condicionamiento de la defensa del rector, pues argumenta que Vera sigue siendo rector por lo que podría destruir, modificar u ocultar elementos de prueba.

“No se le pude considerar prófugo, pero está no localizable, ya lo buscamos por todas partes y no lo hemos logrado encontrar, es evidente que se está escondiendo, no pude condicionar que lo presenta si retiramos la orden, no podemos acceder a una petición tan absurda”, sentenció.

Acusan persecución política

Universitarios e integrantes de diversas organizaciones sociales realizaron la tarde de ayer un mitin de apoyo a Vera Jiménez, en protesta por lo que consideraron un acto de represión del actual Gobierno, los manifestantes clausuraron de manera simbólica el Palacio de Gobierno y anunciaron más acciones de defensa para los próximos días.

 

De igual manera, Javier Sicilia lamentó que después de la denuncia pública que hizo el rector de la UAEM en días pasados contra el Gobierno de Morelos se le haya liberado esta orden de cateo a su vivienda y de aprehensión en su contra.

Con pancartas en mano, los manifestantes colocaron un mural en la entrada del Palacio de Gobierno en señal de clausura y anunciaron que continuarán movilizándose en los próximos días.