El dedito del Mesías

132
Galileo Galilei

Nada bien cayó la noticia entre los once aspirantes que quedaron fuera para dirigir la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, al enterarse que la flamante ombusperson, Nashieli Ramírez Hernández, ni siquiera terminó sus estudios.

Es decir, que dejó truncada su carrera de medicina para dedicarse de tiempo completo a los menesteres de derechos humanos. A Nashieli se le vincula con el ala radical de la izquierda y precisamente por eso no fue casual que antes de que rindiera protesta ante el pleno de la ALDF, se lanzó a los brazos de diputados que comulgan con ella. Como siempre después del niño ahogado se quiere tapar el pozo.

Nuevamente el diputado aliancista Juan Gabriel Corchado Acevedo, llamó al vino, vino y al pan, pan, es decir, llamó al Gobierno capitalino a no ignorar las violaciones de derechos humanos de la ciudadanía en las manifestaciones.

El llamado que hizo en tribuna el legislador aliancista ante la secretaria local de Gobierno, Patricia Mercado, fue porque en la capital, las propias autoridades han dicho en repetidas ocasiones que a lo largo y ancho del territorio defeño, se respetan las garantías individuales. Así o más claro.

Pues nada, que Morena nuevamente se someterá al escrutinio de sus propios huestes, ya que este sábado elegirá a sus coordinadores de organización –así llama a los candidatos para evadir la ley electoral– para las 16 delegaciones.

Por lo pronto, se menciona que en la delegación Miguel Hidalgo, hoy gobernada por el PAN, el dedito del mesías tropical, designó al marcelista Mario Delgado Carrillo, actual senador de la República.

En Álvaro Obregón es de todos sabido que desde hace dos meses, designó coordinadora de organización a la senadora Layda Sansores. Sin embargo, vale la pena destacar que la joya de la corona (Cuauhtémoc), se encuentra en pausa, debido a los “berrinches” de su delegado Ricardo Monreal Ávila. Si mañana viernes anuncia que pedirá licencia y se va de Morena, seguramente dejará damnificados a Luciano Tlacomulco, en Azcapotzalco; Néstor Nuñez, en Cuauhtémoc; Armando Quintero, en Iztacalco; Francisco Chiguil, en GAM; Javier Hidalgo, en Miguel Hidalgo; Raymundo Martínez Vite y Araceli Damían González, en Tláhuac y Patricia Ruiz Anchondo en Venustiano Carranza, que han estado con él en las buenas y en las malas.

En donde no se duermen en sus laureles, es en Cuajimalpa. Resulta que el Frente Ciudadano por México, ya dio sus primeros frutos. El diputado local Blanquiazul, José Espina Miranda fue electo candidato a esa demarcación.

La idea de panistas y perredistas es meterle un calambre al diputado priísta Adrián Rubalcava quien desde hace tiempo no quiere soltar Cuajimalpa pues busca repetir en el cargo y eso, dicen, suena a cacicazgo. Ya veremos