Pedro Sola, El Rey de la Consola

872
Daniel Bisogno

Twitter/@DaniBisogno

Público querido, los saludo con afecto y amor a todos ustedes desde este temido rincón del averno, para ser testigo junto con ustedes de una más de las osadías que le he hecho hacer a Pedro Sola a lo largo de estos 20 años que tenemos de convivir todos los días. Pedrito Sola ha sido un conejillo de indias maravilloso y siempre ha salido avante de cualquier reto que se le ha impuesto. Recuerdo que los primeros tragos amargos que le hice pasar a mi Pedrito fue cuando con Ventaneando fuimos por primera vez a Disneylandia, porque cabe mencionar que fuimos varias, pero ese día primero lo convencí de que se subiera al Space Mountain. Él no imaginaba lo que iba a vivir; creyó que era como el trenecito del Parque de los Venados. Cuando arrancó aquel juego a toda velocidad, a mi Peter casi se le descose la cirugía que con tanto esfuerzo y sacrificio pagó; pero lo disfrutó, como todo. Luego lo trepé al de Indiana Jones: hubiesen visto la jeta de Pedrito Sola cuando veía que se le venían encima todas las piedras de la mina. Luego, para rematar, lo subí al Rock and Roller Coaster, ese arranca a 320 kilómetros por hora, ¡y Pedrito con su portafolios en las piernas! ¡Casi le da un paro cardiorrespiratorio de la impresión! Claro que posteriormente el pinche Pedrito me la cobró subiéndome al Pequeño Mundo de las Maravillas, que es una lanchita que va a dos por hora, viendo muñequitos de distintas partes del mundo; luego me trepó al de Peter Pan, al de El Extraterrestre, ¡y a todos los infantiles del parque!

|| Luis, de Los Jonas Vloggers, fue el artífice de la idea

Pero ahí no han acabado las hazañas de Pedro Sola, público querido: lo he disfrazado de todo en el programa, desde Camila Parker, la esposa del Príncipe Carlos, hasta de Elba Esther Gordillo. Lo hemos vestido de Anita la huerfanita y ponerlo a cantar y a bailar Puros palos dan; lo vestimos hasta de la pájara Peggy para bailar La carabina de Ambrosio; luego lo convencí de llevármelo a hacer radio conmigo en el programa El mameluco, aun cuando jamás había hecho radio en su vida. Estuvo 10 años conmigo compartiendo el micrófono, siempre se le frunce el cutis cada que lo pongo a hacer algo nuevo, se pone ñañaroso, pero al final siempre resulta un éxito, como cuando entró también con nosotros a conducir el programa Tempranito, que por cierto lo hizo maravillosamente, aunque un día nos dejó de hablar a Alan Tacher y a mí porque mientras estaba al aire en su sección de telenovelas le aventamos al suelo la cabeza de la botarga del castor de Home Mart; se puso furioso, ya después hubo que contentarlo.

|| Pedro Sola fue toda una sensación animando la fiesta

Una de las hazañas más difíciles fue convencerlo primero de estar en El Tenorio Cómico conmigo, la idea de hacer teatro le aterraba; pero en cuanto pisó el escenario, ¡se quería volver loco de la felicidad! Es más, ahí donde lo ven de remilgoso y pedero, se aventó toda la gira con nosotros, puebleando y trepado en el autobús; y aunque luego se aventaba unas jaladas, como un día que íbamos de Mérida a Cancún de madrugada en la carretera y de repente me despertó un calor insoportable, un sudor por todo el cuerpo y un sopor asfixiante. Se despertaron todos, Los Mascabrothers, Adal Ramones, bueno hasta el Hijo del Santo quería arrancarse la máscara delante de todos nosotros, cosa que ¡ningún contrincante en el ring había podido lograr! Y todo esto porque Pedrito sintió frío y mandó a apagar el aire acondicionado ¡de todo el autobús! ¡Figúrense! ¡Viejillo cabrón! Luego en las funciones se quejaba de que salíamos tarde y no quería que improvisáramos durante la función, para que él pudiese llegar a su casa a dormir temprano. Pero al final también se divirtió ¡como enano! Ahora lo convencí de lanzarse como DJ gracias a la brillante idea de mi amigo del alma Luis Rivas, de Los Jonas Vloggers, con quien por cierto estoy preparando una gran sorpresa para todos ustedes trabajando juntos. A Luis se le ocurrió esta joya de lanzar a DJ Sola, El Rey de la Consola, así que el pasado viernes en el Dance Flor, ubicado justo enfrente de lo que era el teatro Silvia Pinal, en la colonia Roma, Pedro Sola puso a bailar a todo el público presente en el lugar. No se imaginan este espectáculo fantástico. La fiesta fue de disfraces y también estuvo ¡La Tigresa del Oriente! Imaginen ustedes. Un gran grupo de artistas fue a aplaudir a Peter, a quien el público le pedía su mayor éxito, sin duda alguna, la de La mayonesa. He dicho.

|| Por supuesto, tocó el inevitable tema de La mayonesa