Cara a Cara con Juan Ángel Esparza

8711
Raquel Bigorra

Teitter/ @rbigorra

Mi compadre Juan Ángel Esparza está triunfando en Solo para mujeres. Me invitó, por supuesto, a verlo; pero pueden creer que a mí me da pena. Luego mi comadre, Carmen Muñoz, su mujer, también me dijo que fuéramos a disfrutar del show, pero a mí se me hace cosa del diablo andar disfrutando de las carnitas de mi compadre.

Juan Ángel tiene una gran carrera como actor. He disfrutado su trabajo en novelas, películas y teatro; sé que Solo para mujeres también es actuación, pero sigo sin ir a verlo. A usted, que no le une ningún lazo de compadrazgo, la invito a que vaya, pues todas mis amigas me han dicho que se la pasan bomba. Empezando por mi comadre.

»» Compadre, ¿cómo te convencieron de formar parte del show?

Yo quería vivir una experiencia como ésta, después de muchas novelas y películas. Imagínate salir con un teatro lleno donde le caben 2000, 3000 personas. Me agarró en muy buen momento físico, profesional, familiar. Yo lo que quiero es salir a divertirme, y es lo que estoy haciendo. Compartir la energía con todas las chicas que van a vernos.

Así promueve el show en
sus redes sociales

»» Ya te vi con cuerpazo. Siempre te has cuidado mucho, pero ahora estás como nunca. ¿Cómo te preparaste?

Ya cada quien tiene un entrenamiento personal. Los productores por eso nos eligieron, además de tener un nombre y una carrera Ensayamos 4 meses, con los compañeros, en ese tiempo también estuvimos preparándonos para estrenar.

»» ¿Cómo te fue con el baile, las coreografías?

Parte de mi entrenamiento como actor tiene que ver con bailar. Primero soy actor, bailarín y cantante, pues es parte de mi preparación. Viví la complicación natural de aprenderte las cosas, pero muy divertido con los coreógrafos y el resto del equipo.

»» ¿Es cierto que antes de salir al escenario se avientan sus lagartijas para salir más hinchados? 

(Risas) Sí lo hacemos. Entrenamos poquito en camerinos, pero es más bien para entrar en calor e ir mentalizándonos con el show y entrar en acción. Es para ir metiéndonos en personaje, pero no sabes la energía que se siente cuando sales y escuchas los gritos. Es muy bonito.

»» ¿Planean salir de gira?

Esperamos hacer más fechas fuera. Pronto nos vamos de gira por Centroamérica y Sudamérica y Estados Unidos está confirmado. Ha sido un éxito y estamos todos muy contentos y agradecidos. También el ambiente entre los compañeros y productores es muy bonito, así que lo estamos disfrutando mucho.

»» ¿Tienes planes de hacer otros proyectos?

Sin senos sí hay paraíso es una serie que en Estados Unidos le va increíble y voy a entrar a grabar ahora en noviembre. Además empiezo también a filmar una película.

»» Mi ahijada, Cosette, es la niña de tus ojos. ¿Cómo te cambió la vida el convertirte en padre?

Mi niña me trae loco. Yo siempre quise ser papá y solo pedía que fuera con la persona adecuada y en el momento preciso. Pedí que si solo fuera papá una vez, que fuera niña y Dios me mandó un regalote con mi nena, es el amor de mi vida, la herencia, el legado que le dejo a este mundo. Es por quien hago todo esto. Antes de empezar cualquier grabación, cada función, primero pienso en ella. En mi familia, por supuesto, pero antes que nadie, se lo dedico a mi hija y ojalá en un futuro pueda estar orgullosa de mí.

»» ¿Qué dice mi comadre que andes mostrando piel y que tantas mujeres se aloquen viéndote?

Yo ya había hecho desnudo en cine, pero aquí en Solo para mujeres, la parte de la adrenalina es una locura. Es el momento del clímax en el show. Cuando escucho la energía de la gente, sí me pongo nervioso; cuando dan tercera llamada, pero ya con los gritos, se disfruta mucho esa parte.

Yo le consulté a Carmen, por supuesto, cuando me hicieron la invitación y me dijo que qué bueno, que estaba en un momento físico para poder hacerlo. Y era el momento, ella fue la primera en animarme y ella, más que enojarse o ponerse celosa, es la primer fan. Y la que más lo disfruta cuando va a verme.

Que alegría me da que tanto a Juan Ángel en Solo para mujeres, como a mi querida Carmela en Enamorándonos les vaya tan bien. Son una pareja hermosa y han formado una familia que inspira. Llevan años preparándose y trabajando duro en lo que aman. Enhorabuena. Que siga el éxito y ahí les cuento si ya me animo a irle a echar porras a mi compadrito, que con el cuerpower que trae, las mujeres de México andan suspirando. Nos leemos mañana en Ahí viene La Bigorra.