Salario

48
Juan Ayala Rivero

En días pasados, nuevamente el tema del salario mínimo, ha sido el tema permanente desde nuestro arribo a la dirigencia del SUTGCDMX, se convirtió en un asunto de todos los mexicanos. Desafortunadamente vemos actitudes negativas hacia esta propuesta que hizo recientemente COPARMEX.

De entrada, el presidente del Banco de México, Agustín Cartens, nuevamente con la vieja cantaleta que ya cansa, repitió como disco rayado que no se puede incrementar el salario mínimo porque se provocaría una espiral inflacionaria, cosa que hemos demostrado con hechos de que no es cierto.

Es decir, que es la clásica excusa de los grandes entes económicos para evitar su responsabilidad con un sector vulnerable de mexicanos, porque no quieren permitir que inicie el proceso de recuperación del poder adquisitivo.

Otros líderes del charrismo oficial salieron a decir que de incrementarse el salario mínimo, tendrá que hacerse de manera gradual a largo plazo, fijando determinados años y con un determinado porcentaje salarial.

Otra vez lo mismo, la traición hacia a sus compañeros trabajadores, porque de todos es sabido que los líderes sindicales están al frente para defender los intereses de sus agremiados. Nosotros hemos demostrado que en la Ciudad de México sí se puede y citamos como ejemplo el aumento salarial del 32.07; aumento salarial más grande que no se ha ofrecido a ninguna organización sindical en este país.

El jefe de gobierno de la Ciudad de México, Dr. Miguel Ángel Mancera Espinosa, amigo de los trabajadores, fue quien decidió otorgar el aumento salarial, sabedor de que lo único que se provocaría sería una recuperación del poder de compra de los trabajadores y una reactivación del mercado interno, fortaleciéndose la economía de la capital.

Desde entonces, la economía de la metrópoli ha ido creciendo año con año gracias a las finanzas públicas sanas y al empuje, al profesionalismo, a la capacitación y la productividad que tenemos todos los trabajadores que amamos a esta ciudad y que nos preocupamos por estar constantemente preparados para generar mayor productividad.

Recordemos que en la Ciudad de México se encuentra la mejor mano de obra calificada de todo el país, y el resultado es una economía próspera, productiva que crece cada día en forma permanente y sostenida.

Por eso, empresarios progresistas como COPARMEX, depositan su confianza en la mano de obra mexicana, proponiendo un incremento salarial de quince pesos para 2018, cuando en el pasado, anualmente se otorgaban no más allá de tres pesos.

Esa medida la ven positiva los trabajadores de la Ciudad de México porque se lograría en corto tiempo la anhelada recuperación del poder de compra