Devin Patrick Kelley, el multiasesino de la masacre en Texas

66

Con tan sólo 26 años, el joven de nombre Devin Patrick Kelley  decidió atacar con un arma de fuego a múltiples personas que se encontraban dentro de la Primera Iglesia Bautista de Sutherland Springs en el estado de Texas, Estados Unidos.

Fue miembro de la Fuerza Aérea estadounidense durante 4 años, del 2010 al 2014, pues fue dado de baja de dicha institución por mala conducta. Después trabajó como profesor en un estudio bíblico, en la iglesia donde dejó a 26 personas muertas y otras 20 heridas.

Con un rifle de asalto Ruger AR-15, vestido completamente de negro y portando un chaleco antibalas decidió apuntarle y dispararle a las personas que celebraban el ritual dominical religioso.

Decidió escapar abordo de su vehículo tempestivamente, lo que lo llevó a estrellarse kilómetros adelante de donde perpetró su ataque llegando al punto en el que las autoridades lo encontraran sin vida, aunque no se sabe hasta el momento si fue accidental o si se suicidó.

The New York Times, citando anónimamente fuentes policiales publicó que Kelley vivía en la casa de sus padres, de los que reportan las autoridades son parte del problema del perpetrador, pues el ataque no era motivado por cuestiones religiosas o racistas, sino que Kelley vivía en un ambiente familiar problemático.